Editorial Viernes, 6 de julio de 2018

Solidaridad potenciada

Notable y conmovedora es la reacción de la población para colaborar con los sectores más carenciados.

El frío invernal está pegando fuerte en la Argentina. Es que las temperaturas bajas no han llegado solas. Vienen acompañadas por una crisis económica que se está haciendo sentir no sólo en los sectores más vulnerables.

Los tarifazos y la caída del poder adquisitivo han hecho de este un invierno más duro de lo que se esperaba. Es evidente, se nota en la calle, se palpa en el ambiente. No son necesarios los números oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) para comprobarlo. Es más: este organismo estatal, que ahora difunde datos certeros y no dibujados ni a conveniencia como en el gobierno anterior, corrobora lo expresado en el inicio de esta nota y admite el crecimiento de la pobreza.

Frente a este panorama, y con el invierno que es implacable, las necesidades son mayores porque cada vez son más los que tienen que combatir el frío y el hambre. Y aquí es donde aparece, con fuerza y convicción, la solidaridad potenciada. Solidaridad que llevan adelante incluso sectores que tampoco la están pasando bien, pero igual están siempre dispuestos a dar una mano.

Son innumerables las acciones que se realizan para juntar tanto abrigos como alimentos y otro tipo de elementos para ayudar a aliviar los efectos de la temperatura y la escasez de recursos. Grupo América Cuyo es impulsor de una de las campañas para reunir calzados, medias y frazadas para comedores de Godoy Cruz y Luján, y es notable la respuesta de la población.

No es la primera vez que se observa una fenómeno así, es cierto, pero no deja de conmover la generosidad y el compromiso amplio de los mendocinos.

Si el rumbo económico tomado por el Gobierno es, como la mayoría espera, el correcto, seguramente el próximo invierno no será igual. Si así ocurre, tampoco serán iguales las críticas oportunistas de unos cuantos que actualmente son oposición pero antes, cuando fueron parte del gobierno, poco hicieron por evitar lo que hoy se vive o, lo que es por, contribuyeron bastante.

Pero especulaciones políticas al margen, lo que hay que destacar, ponderar y subrayar es la solidaridad que, si bien no solucionará los problemas enumerados, por lo menos permitirá que los afectados los sobrelleven un poco mejor.