Editorial Jueves, 25 de mayo de 2017

La jubilación de Luisito

Fue uno de los personajes más irritantes de la "década ganada". Pero tuvo premio: véase su jubilación.

El dirigente kirchnerista Luis D'Elía cobra una jubilación como docente de $78.000 mensuales.

Sí, lector. El mismo D'Elía que usted conoce de sobra. Aquel que tomó la comisaría de La Boca, el que organizaba contramarchas a Blumberg cuando el hijo de este había sido asesinado por delincuentes, el que exhibía sin tapujos posiciones a favor de los iraníes acusados de haber hecho volar la sede de la AMIA.

El mismo D'Elía que organizaba fuerzas de choque para correr de la Plaza de Mayo a caceroleros y otros manifestantes anti-K, el que le "plantaba bollos" al que le pintaba, el que aseguraba tener un "odio visceral contra los blancos de Barrio Norte", el que denunciaba a Eduardo Duhalde de estar organizando golpes de Estado contra Cristina...

La información fue dada a conocer por Infobae y confirmada por el director ejecutivo del ANSES, Eduardo Basavilbaso. El funcionario aclaró que el dirigente ultra K "se jubiló como docente en la Provincia de Buenos Aires y no cobra de la ANSES, sino que el dinero sale del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires (IPS)".

D'Elía no se pudo jubilar como legislador porque no cumplió con los dos años exigidos: su período como diputado bonaerense fue del 10/12/2001 al 25/05/2003.

En caso de haber podido jubilarse como diputado por la Provincia de Buenos Aires, el dirigente kirchnerista estaría cobrando un sueldo mensual de $100.259, que es el que corresponde en la actualidad, de acuerdo a la información proporcionada por fuentes del IPS.

D'Elía fue titular de la Subsecretaría de Tierras para el Hábitat Social durante la presidencia de Néstor Kirchner. La misma fue creada por medio de un decreto presidencial para la regularización de los dominios de las tierras fiscales del país, con "el propósito de facilitar áreas para la edificación de unidades habitacionales", sostenía el texto oficial.

En el 2006, Néstor Kirchner lo despidió por apoyar a Irán en el caso AMIA y posteriormente, consiguió otro cargo en la Dirección de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires. Luego fue un polirrubro en las gestiones de Cristina Fernández.

Es muy probable que esa jubilación cumpla con los requisitos legales. Quien no cumple con la estatura ética para merecerlo es la persona en cuestión.

Más noticias