Economia Lunes, 3 de septiembre de 2018

El salario del docente universitario perdió 13 puntos con la inflación

Los sueldos de los docentes se han ido achatando desde el 2016 hasta ahora. Sólo en el 2018 ya está 9 puntos detrás del proceso inflacionario. La paritaria nacional debe definir.

Desde el 2016 hasta la fecha el salario de los docentes de las universidades nacionales se ha achatado en 13 puntos.

Los datos surgen de comparar los incrementos otorgados con el porcentaje de la inflación de los últimos dos años.

Así, tal y como lo manifestó Francisca Staiti, secretaria general de FADIUNC, en el 2016, mientras la inflación fue del 36% -según cifras oficiales otorgadas por el INDEC- el salario docente subió 34%.

En tanto, en el 2017, el aumento fue del 25%, mientras la inflación subió hasta el 27%.

El 2018 es el año en el que más se ha devaluado el salario: ya se han perdido 9 puntos desde que comenzó el año hasta agosto.

Esto sucede porque se han otorgado dos incrementos: uno del 5% y otro del 5,8%. Por su parte, la inflación acumulada en 8 meses es del 19,6%, y el Gobierno ha admitido que puede llegar al 32% e incluso a un 48% después de los anuncios de este lunes.

Hasta el momento el ofrecimiento que realizaron desde Nación a todas las casas de estudio del país ha sido del 15% en total, y este es el motivo principal por el que el conflicto no se resuelve.

La situación se agrava, ya que el incremento de haberes no ha sido acordado por paritarias, porque aún siguen abiertas. Y mientras el proceso se dilata, la educación pierde: el paro ya lleva 34 días.

Cómo sigue el conflicto

El viernes pasado estaba acordado el debate entre el Gobierno nacional y los gremios docentes universitarios.

Pero los últimos acontecimientos económicos complicaron la situación y la reunión se suspendió.

La intención es que la paritaria se reúna esta tarde, y se encuentre una salida al conflicto.

Marchas en todo el país

El jueves, mientras el dólar daba una carrera imparable, la sociedad salió a las calles a pedir por una educación pública y gratuita de calidad.

En Mendoza fueron más de 10.000 personas las que se reunieron en Peatonal y San Martín y marcharon hacia la casa de Gobierno. Esto, porque no sólo marcharon por el conflicto universitario, sino por la resolución de la Dirección General de Escuelas de subsidiar sólo a las carreras terciarias que cree "prioritarias".

Si bien desde la DGE explican que ningún estudiante se va a quedar sin poder terminar sus estudios superiores y que ningún docente se va a quedar sin trabajo, los alumnos y profesores no piensan lo mismo y se lanzaron masivamente a protestar.