Afondo Domingo, 14 de febrero de 2016

"Los privilegios llevan a la corrupción y el narcotráfico"

Francisco en visita de cinco días a México urgió a la clase política a trabajar por justicia, seguridad y paz.

El papa Francisco hizo en México un vehemente llamado a la clase política a ofrecer al pueblo "justicia real, seguridad efectiva" y paz, a la vez que pidió a los obispos que enfrenten con coraje el narcotráfico.

En la primera visita de un pontífice al Palacio Nacional de México, donde se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto, Francisco sostuvo que "a los dirigentes de la vida social, cultural y política les corresponde de modo especial trabajar para ofrecer a todos los ciudadanos (...) justicia real, seguridad efectiva, un ambiente sano y de paz".

Su mensaje fue dirigido a sus anfitriones en México, un país golpeado por la violencia, la pobreza y la corrupción.

"Cada vez que buscamos el camino del privilegio o beneficio de unos pocos en detrimento del bien de todos, tarde o temprano, la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión de las culturas diferentes, la violencia e incluso el tráfico de personas, el secuestro y la muerte", advirtió.

Su mensaje fue seguido a través de pantallas gigantes por millares de fieles que se apostaron en el céntrico Zócalo, una plaza construida sobre las ruinas de templos prehispánicos y donde se encuentran la catedral y el Palacio Nacional.

"¡Bravo! ¡Qué bueno que le diga sus verdades al gobierno!", gritó una mujer entre la muchedumbre.

"El Papa puso en vergüenza al gobierno con todo lo que dijo. A ver si Peña Nieto ahora hace las cosas bien. Si no es por convicción, al menos por vergüenza", dijo Ramiro Sosa, un comerciante de 56 años de Veracruz, un estado asolado por el crimen organizado y la corrupción.

Tras la cita con Peña Nieto, el papa se encontró con los obispos y arzobispos mexicanos en la catedral metropolitana, donde los instó a enfrentar el narcotráfico "con coraje profético".

"La proporción del fenómeno (del narcotráfico), la complejidad de sus causas, la inmensidad de su extensión (...), la gravedad de la violencia que disgrega y sus trastornadas conexiones, no nos consienten a nosotros, pastores de la Iglesia, a refugiarnos en condenas genéricas, sino que exigen un coraje profético", dijo.

En cambio, el discurso del gobernante mexicano evitó mencionar estos problemas y se centró más en temas globales y reconocimientos al Papa. La presencia del Papa en el Palacio fue un gesto simbólico en un país devoto pero con una larga tradición laica.

La visita papal fue buscada con insistencia por el gobierno de Peña Nieto, que ha sido blanco de fuertes críticas por la situación de derechos humanos en el país y casos como la desaparición y presunta masacre de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Francisco tuvo uno de los actos espirituales más esperados de su visita: la misa en la Basílica de la Virgen de Guadalupe, a la cual ha encomendado su viaje.

Recordó a los excluidos, a los descartados y a las personas que han visto perder un familiar por la violencia criminal, durante la homilía pronunciada en la misa celebrada en la basílica de la Virgen de Guadalupe en Ciudad de México.

Pobreza, migración y violencia

Aún conmocionado por el motín que el jueves dejó 49 muertos en una cárcel de Monterrey, México condensa muchos de los temas que preocupan a Francisco: una sociedad desigual donde la mitad de sus habitantes sigue siendo pobre, un país acechado por la violencia del narcotráfico y donde miles de migrantes viven un calvario tratando de llegar clandestinamente a Estados Unidos.

La elección de las paradas del Papa parece estar cargada de simbolismo.

Este lunes estará en Chiapas, el estado más pobre e indígena del país, donde oficiará una misa con fragmentos en tres lenguas indígenas: tzotzil, tzeltal y chol.

El martes irá a Morelia, capital del convulso estado de Michoacán (oeste), donde en 2013 grupos de autodefensas se levantaron en armas contra los abusos del cártel de Los Caballeros Templarios.

El Papa se reservó para el final la fronteriza Ciudad Juárez, durante años considerada la más peligrosa del mundo y que ahora trata de cicatrizar heridas abiertas por los femicidios y la violencia que vivió.

Francisco visitará allí una cárcel y se despedirá con una misa en el borde de la frontera con El Paso (Texas, Estados Unidos) por donde miles de migrantes cruzan clandestinamente cada año.

Sus mensajes

A los obispos

"Si tienen que pelearse, peléense; si tienen que decirse cosas, se las dicen, pero como hombres, en la cara. Pero mantengan la unidad del cuerpo episcopal".

A los migrantes

"Muchos dejan atrás las propias raíces para aventurarse. Tantas familias se dividen y no siempre la integración en la presunta tierra prometida es tan fácil como se piensa".

Desafío antinarco

"Les ruego no minusvalorar el desafío ético y anticívico que el narcotráfico representa para la juventud y para la entera sociedad mexicana, comprendida la Iglesia".

Llamado

"El futuro esperanzador se forja en un presente de hombres y mujeres justos, honestos, capaces de empeñarse en el bien común, este bien común que en este siglo XXI no goza de buen mercado".

Números trágicos

-Desde 2006. Han sido asesinadas más de 100.000 personas y más de 26.000 han desaparecido en diversos hechos.

-Pobreza. México es un país donde el 46% de los más de 120 millones de habitantes es pobre.

Para Peña Nieto, la visita es un mensaje de "aliento y esperanza"

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dio ayer una cálida bienvenida al papa Francisco, a quien describió como un líder sensible y visionario, cuyas causas también son las de México, un país que escuchará su "mensaje de aliento y esperanza".

En una ceremonia en el Patio de Honor de Palacio Nacional, destacó que los mexicanos "están listos para recibir sus palabras de paz", durante una visita que, aseguró, "dejará "una huella imborrable" en el país .

Peña Nieto dijo que en sus 5 días de visita, durante los cuales recorrerá el país de frontera a frontera, será testigo de la fe de millones de personas que día a día practican una vida de principios.

Más noticias