Diario Uno afondo

Hoy, en Sexo Sentido. Esta vez, el columnista prefiere no responder preguntas puntuales, sino una polémica sobre las declaraciones de Michael Douglas.

Acerca del cáncer y el sexo oral

Por UNO

Por José Luis Rodríguez*sexosentido@diariouno.net.ar

Consultorio Sexológico de Diario UNO

*Médico, psicoterapeuta, especialista en sexología clínica. Docente en la Facultad de Medicina de la UNCuyo y en la Facultad de Medicina de la UDA.

Con perdón de los lectores que envían sus inquietudes, hoy voy a plantear una mía.

Lo hago porque a veces lo urgente tiene que postergar a lo importante y me parece que esta es una de esas situaciones. Lo importante son las preguntas de la gente, pero hoy lo urgente es hacer algunas aclaraciones.

Luego de este intrincado preámbulo, voy a lo que me preocupa. En los últimos días ha sido motivo de comentarios televisivos, radiales y de centimetraje en los medios escritos la declaración del actor Michael Douglas respecto de su cáncer orofaríngeo, atribuyéndolo a la práctica del sexo oral. Considerándolo un buen actor, me parece que por su llegada a mucha gente debiera ser más cauto en sus declaraciones, en especial cuando pueden afectar a muchas personas y de diversas maneras.

El primer problema es soslayar o poner en un segundo plano las causas más frecuentes de carcinoma orofaríngeo: el abuso de alcohol y el tabaquismo. De manera indudable, el titular que lleva la palabra sexo llama la atención, pero justamente termina desdibujando la prevención allí donde debiera estar.

El segundo problema radica en que si bien la posibilidad de desarrollar un cáncer “por contagio” es real, la frecuencia con la que esto puede ocurrir es mucho menor. Y si pensamos un poco, es razonable: en primer lugar se debe haber tenido sexo con muchas parejas, en segundo lugar alguna tiene que estar infectada y con una cepa que sea cancerígena, en tercer lugar no se deben haber tomado precauciones. Finalmente, y aplicando el sentido común, debiera haber muchísimos casos más por esta causa, por la sencilla razón de que el sexo oral es una práctica frecuente, extendida en todas las culturas y a cualquier edad en personas sexualmente activas.

Siendo el alcohol y el tabaco los responsables de la mayor parte de los carcinomas orofaríngeos, es ahí donde se debe realizar la mayor difusión y prevención. Además de ser sustancias de consumo muy frecuente, de fácil y legal acceso y en todas las franjas de edad, por las mismas razones se pueden encarar campañas amplias, masivas y de gran impacto, además de baratas.

Perdón por haber hoy respondido más a una inquietud mía que a sus preguntas, pero me quedo además con otras. Es más barato prevenir el consumo de alcohol y tabaco: ¿a alguien no le conviene? ¿Se convierte en negocio la colocación de una vacuna, más importante que una cuestión de salud pública? ¿Con notas como las que leímos es más fácil vender la vacuna? Perdón otra vez, estoy tratando de responderme y me quedo con más dudas que certezas. Esta semana, gracias por su paciencia.