Embed      

Anabella Carreras tiene 20 años y es la reina de la Vendimia de La Paz. Se sorprende cuando se entera que, por muy poco, no se llama igual que la primera mujer gobernadora de Río Negro, la barilochense Arabela Carreras (50), que asumió el pasado 10 de diciembre.

 Embed      
Foto: Martín Orozco
Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco

Está en segundo año de la carrera de Odontología, que cursa en la Universidad de Mendoza y para lo que, tuvo que alquilar con una amigas un departamento en la capital provincial. “Si, es triste pero es la realidad. Cuando quienes vivimos lejos queremos estudiar, nos tenemos que ir y alejarnos de la familia”, dice. “Egresé de la secundaria con 17 años y, apenas cumplí 18, me fui a la ciudad. Alquilamos un departamento con dos amigas. Tuve que hacer eso, porque viajar todos los días sería imposible y el costo es el mismo que pagar un alquiler”, cuenta.

Cuando decidió participar en Vendimia “rendí todo y volví a La Paz, para dedicarme de lleno a esto”.

 Embed      

Anabella dice que “a la hora de pensar en que quería para mi vida, decidí que quería ayudar a las personas y que atender la salud es lo más importante. Además siempre me gustaron las ciencias naturales, la medicina y, de alguna forma, siempre me estuve preparando para cuando llegara este momento”.

Sostiene que, una vez recibida, “quiero ejercer en La Paz, me gustaría venir a trabajar a mi departamento y estar cerca de la familia”, porque “hay pocos profesionales de la salud. Mis vecinos siempre dicen que faltan profesionales acá, es algo que el Estado debería ir resolviendo de a poco y yo quiero aportar a eso”.

 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco

Cuenta que lo mejor de su departamento es “la calidad de su gente, somos personas de pueblo, muy cálidas” y sostiene que La Paz “es un lugar tranquilo, seguro. Acá dejamos la bicicleta afuera, el auto sin alarma, la tranquilidad es incomparable”.

Cuenta que el día de la sesión de fotos con Martín Orozco para Reinas como reinas, era su cumpleaños y eso agregó alegría a la actividad, al tiempo que indica que el proyecto fotográfico “es muy innovador, me encantó”.

 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco
 Embed      
Foto: Martín Orozco

Foto: Martín Orozco

Además rescata que la sesión “es muy interesante, porque nos deja mostrar nuestro pueblo, mostrar nuestras gente. Siempre nos hacen ir a la ciudad de Mendoza y que se tomen el tiempo de venir a nuestro lugar es muy bueno”.

También resaltó que, “podemos mostrar los caminos de nuestro departamento, nuestra gente y mostrarnos nosotras mismas como realmente somos”.

Texto: Enrique Pfaab