Un hombre de 62 años murió inesperadamente en un accidente doméstico cuando cayó del techo de una casa de Guaymallén donde hacía arreglos. Fue llevado al hospital, pero ya estaba sin vida.

Félix Flores, quien hacía trabajos de albañilería, estaba en el techo de una casa de calle Famatina, de Guaymallén, alrededor de las 19 del martes, donde realizaba unos arreglos.

En un momento, el hombre habría pisado mal, perdió el equilibrio y cayó del techo. Quedó tendido en el suelo inconsciente y fue llevado rápidamente al Hospital Central donde los médicos constataron su muerte.

Seguir leyendo