Diario Uno > Policiales

“Me decía que le hablara de la muerte o del diablo, pero no de Dios”, dijo uno de los negociadores

Por Soledad Segadesegade.soledad@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

“Me decía que le hablara de la muerte o del diablo, pero no de Dios”, dijo uno de los negociadores que se acercó al policía –que está suspendido desde el 2011- y que tuvo como rehén a tres chicos, tres hombres y una mujer embarazada en una casa de San Martín. Exigía que llevaran a su ex pareja. Tenía una carta escrita hace meses en la que decía lo que iba a hacer.

El policía, de 45 años, está suspendido desde 2011, cuando fue denunciado por abusar sexualmente de una nena de 9 años. Pasadas las 6 de este lunes entró a la casa del barrio Nuestra Señora de Fátima con un cuchillo y una pistola calibre 635 (más gruesa y poderosa que un 22).

La mujer, ex pareja del hombre, se dio cuenta de que había entrado a su casa y escapó por la ventana de un baño sin que él lo notara. Como no encontró a quien buscaba decidió tomar como rehén a las personas que estaban allí.

Tres chicos, el yerno y la nuera de la mujer, la actual pareja de la mujer y una chica embarazada fueron quienes padecieron casi cinco horas como rehenes dentro de su propia casa.

“Hizo comprar caramelos para los chicos, además de tortitas y gaseosa para que desayunaran. También los hizo vestir cuando se levantaron”, aseguró uno de los negociadores.

Según este intermediario, lo único que pedía el policía acusado era que llevaran hasta esa casa a su ex mujer, pero “era lo peor que podíamos hacer”, señaló.

Además, el hombre tenía una carta que había sido escrita hace cinco meses. Si bien no trascendió el escrito, se supo que refería a lo que iba a hacer y como iba a terminar todo.

La mujer que el efectivo buscaba estaba contenida por policías a escasos metros de su casa.

El hombre tenía prisión domiciliaria por estar imputado por abuso sexual gravemente ultrajante cuya víctima fue una nena de 9 años hija de su ex pareja.