Policiales Martes, 9 de enero de 2018

Enviaron a la cárcel al policía retirado acusado de violar a su nieta de 11 años

El hombre de 65 años fue imputado y trasladado al penal de Boulogne Sur Mer. Estuvo prófugo desde octubre hasta el jueves pasado.

A pocos días de ser detenido, el policía retirado acusado de abusar sexualmente de una nieta con la que convivía fue trasladado a la penitenciaría provincial. El hombre fue imputado y el fiscal de la causa tomó esa decisión.

En la tarde del jueves, el hombre de 65 años había caído en manos de policías de la División de Delitos Sexuales, quienes lo buscaban desde octubre pasado. El hombre quedó alojado en una comisaría a disposición de la Justicia.

Si bien la fiscal original de la causa es Virginia Rumbo, durante la primera quincena de la feria judicial de enero se encuentra subrogando su par Darío Nora. El magistrado imputó al hombre por abuso sexual gravamente ultrajante agravado por el vínculo y el acusado prefirió no declarar. Luego de este acto, el investigador judicial ordenó que sea trasladado al penal de Boulogne Sur Mer.

El expediente continuará con algunas medidas de rigor, como el peritaje psiquiátrico que debe practicarse con todos los acusados de delitos sexuales. También se buscará tener la declaración de la víctima mediante una cámara Gesell.

Con el cambio de turno del 15 de enero, el expediente pasará a manos de la otra fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual Cecilia Bignert. Probablemente le corresponda llevar adelante la audiencia ante la Justicia de Garantías para solicitar la prisión preventiva del sospechoso.

Trabajo de hormiga

Un par de allanamientos y meses de trabajo investigativo tuvieron que realizar los efectivos policiales que lograron la detención del hombre de 65 años - se reserva su identidad para no revelar la de la víctima-.

La denuncia se radicó a fines de octubre pasado, cuando la víctima de 11 años le confesó a su madre que su abuelo -los tres vivían juntos- la había tocado en sus partes íntimas y la había accedido.

Tras enterarse de la acusación en su contra, el sospechoso huyó de ese domicilio. Los policías allanaron esa vivienda de El Algarrobal, Las Heras, y otra donde vive su expareja pero no lograron detenerlo. Hasta este jueves, cuando lo capturaron en la Terminal de Ómnibus cuando despedía a unos familiares.

Dejanos tu comentario