Diario Uno > Policiales

Detuvieron a un chico de 16 años por los dos crímenes del barrio Lihué

Por Leonardo Otamendiotamendi.leonardo@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

Los dos crímenes ocurridos en la madrugada de este martes en el barrio Lihué parecen estar conectados. Es que arrestaron a un adolescente de 16 años sospechado de participar en los dos hechos. Buscan a su cómplice.

La detención de este chico se produjo en noche de este martes, pocas horas después de ocurridos los crímenes, ambos en ocasión de robo. El personal del Unidad Investigativa de Guaymallén, al mando del fiscal especial Daniel Carniello, siguió las pistas desde la madrugada con resultados positivos, puestos que para los investigadores el hecho está esclarecido, aunque falta detener a otro joven.

Los dos crímenes por los que se arrestó a este adolescente ocurrieron donde él vive, en el barrio Lihué. Alrededor de las 20.30, con una orden judicial ingresaron a la casa 22 de la manzana 1 de esta barriada donde arrestaron al chico.

El sospechoso está sindicado como el autor de los asesinatos de Néstor Silvestre (38) y de Néstor Lázaro (34).

El primero fue ultimado de un disparo en el pecho cuando llegaba a su casa alrededor de las 0.15. Dos sujetos lo abordaron para robarle la moto (una Yamaha 250). Al resistirse, le dispararon a la víctima.

En tanto que Lázaro fue también sorprendido por dos delincuentes cuando llegaba a su casa, alrededor de las 3.30. Lo asaltaron. Le robaron las zapatillas, la billetera, un celular y al intentar sustraerle su Renault 21, también se resistió y le efectuaron un tiro en la espalda.

En los dos casos los asaltantes homicidas escaparon. Sin embargo, dejaron rastros y los investigadores los tomaron y armaron el rompecabezas.

En ambos hechos los peritos encontraron vainas de un revólver calibre 22. Pero el dato fuerte lo aportaron primero los testigos. Le señalaron a la Policía que quien asesinó a Silvestre era un chico de 16 años que vive en la manzana 1 del barrio Lihué. Hasta aquí los investigadores tenían un dato fuerte pero para uno de los homicidios.

Cuando el personal de Científica tomó las huellas digitales del Renault 21 de Lázaro y las cotejó se encontró con una sorpresa. Una de esas pruebas dactilares le correspondía al mismo adolescente que los testigos habían apuntado como el autor del crimen de Silvestre.

Ante esto el fiscal de Delitos Complejos Daniel Carniello solicitó una orden de allanamiento, se la otorgaron, entró a la casa del sospechoso y lo arrestó.

Fue derivado a la Comisaría del Menor. Ahora falta establecer quién es el cómplice porque en caso de ser mayor de edad, la investigación quedará a cargo de Carniello, pero si también es menor, la tomará el fiscal Penal de Menores.