Diario Uno > Policiales

Bajo fianza, liberan al acusado de matar a su pareja en Tunuyán

Por Julio Luzuriagajluzuruaga@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal hizo lugar al pedido de excarcelación solicitado por la defensa de un hombre acusado de asesinar a su pareja en noviembre del año pasado en el Club de Pesca de esta ciudad. El jubilado imputado podrá salir en libertad tras el pago de una fianza de $7.000.

El decisorio de los miembros de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal llegó al Primer Juzgado de Instrucción de Tunuyán, a cargo de Oscar Balmes, quien lleva adelante la investigación del caso.

La defensa de Arsenio Vizgarra Mendoza (69), ejercida por el abogado Francisco Zeid, había presentado el recurso de excarcelación ante la Cámara de Apelaciones que a comienzos de este mes hizo lugar al pedido y fijó una fianza de $7.000 para que el presunto homicida pueda recuperar su libertad.

Los magistrados entendieron que el imputado no entorpecerá el trámite de la investigación, por lo que seguirá bajo proceso pero en libertad a la espera del juicio oral y público.

Violencia de géneroEl hecho investigado ocurrió en horas de la noche del pasado 27 de noviembre dentro de las instalaciones del Club de Pesca de la ciudad de Tunuyán.

El cuerpo sin vida de Graciela Riveros (40) –madre de dos adolescentes, uno discapacitado de 20 años de edad y otro de 13– fue hallado cerca de las 2.45 dentro del espejo de agua. El cadáver presentaba golpes que no correspondían con las lesiones típicas de una caída.

Minutos después de las 23 del día 27, su pareja, Arsenio Vizgarra Mendoza, avisó a la policía que no encontraba a Graciela, quien según él se había metido al agua.

Horas más tarde buzos tácticos del Cuerpo de Bomberos del Cuartel Central la hallaron en el fondo del dique a pocos metros de la orilla.

Entre otras lesiones tenía la marca de una mano en un brazo y en el rostro, las cuales se hicieron más visibles con el correr de las horas.

Desde ese momento el juez Oscar Balmes ordenó la detención de la pareja de Graciela, quien dijo que habían pasado todo el día juntos en el Club de Pesca.

En esos momentos familiares de la mujer aseguraron que Graciela Riveros fue asesinada por su pareja. “Ella no sabía nadar y le tenía terror al agua”, dijeron para echar por tierra la coartada del único sospechoso. El padre de Graciela señaló que el jubilado la golpeaba. Creen que le pegó, la dejó inconsciente y luego la arrojó al lago artificial para que se ahogara porque ella quería dejarlo.

“Mi hermana no sabía nadar y le tenía terror al agua. Nunca cuando fuimos a algún lugar donde se podía bañar ella entró al agua, porque le daba mucho miedo”, comentó Blanca, una de las hermanas de la víctima.

Agregaron que la pareja tenía antecedentes de violencia y no dudaron en señalar que éste fue un caso de violencia de género.