País Lunes, 19 de noviembre de 2018

"Una institución muy nefasta es la Armada", dijo Itatí Leguizamón

La esposa del submarinista Germán Suárez criticó y denunció con dureza el manejo en las Fuerzas Armadas.

Itatí Leguizamón es la esposa del submarinista Germán Omar Suárez, uno de los 44 tripulantes del Submarino ARA San Juan, dio varias entrevistas en las que criticó el manejo de la Armada y recordó a su marido con un profundo dolor. "Me enteré (del hallazgo del submarino) por la televisión. Oficialmente de la Armada no recibí ningún llamado, ni cuando desapareció ni cuando lo encontraron", comenzó contando la viuda del submarinista Germán Suárez.

"Una institución muy nefasta es la Armada. Son muy malas personas. Al menos con lo que hicieron conmigo se muestra la falta de humanidad que tienen", disparó Itatí, sobre cómo se manejó la Armada sobre el siniestrado sumergible.

Además, Itatí denunció que le bloquearon las cuentas bancarias de su marido y que se enteró cuando las quiso usar: "Me enteré recién porque fui a cargar nafta con la extensión de la tarjeta de él y me marcaba error. Fui al cajero y lo mismo, no se puede sacar", explicó y agregó; "Otros familiares me comentaron lo mismo. Vamos a recurrir vía legal a presentar un amparo", advirtió.

"Salí del grupo de WhatsApp de las familias en febrero o marzo. Porque con toda la incertidumbre de hasta hace unos momentos, se peleaban entre ellos, había mucho conflicto y yo no quería más problemas. Me cambié de ciudad y me desconecté de todo eso, del acampe, del movimiento, de la lucha y las manifestaciones. Decidí continuar con una vida medianamente normal, dentro de lo que podía. Ver una noticia, un hallazgo, una ilusión que podía ser y no era: eso todos los días me mataba un poco. Era volver a angustiarme. Ahora por fin lo encontraron y voy a dejar de sufrir".

La mujer explicó que su duelo comenzó cuando se enteró de la explosión del naufragio, en ese momento no quiso ver más la noticias y se alejó de los otros familiares. Sobre su marido recordó los últimos mensajes: "Cuando vino de Ushuaia a Mar del Plata me dijo que lo espere, que venía para mi cumpleaños y me dejó un mensaje en la computadora: me decía que no lo extrañe", reveló.

Además, recordó cuando su marido le pidió casamiento, hace dos años. "Me dijo que tenía tres amores: la Armada, Dios y yo. ¿Cómo le voy a pedir que deje algo que era su esencia?", sostuvo.

Y agregó: "Ser submarinista del ARA San Juan era lo que lo identificaba, lo que lo hacía feliz. Bendecía el día de haber decidido ser parte de la Armada".

Más noticias