Mendoza Sábado, 3 de febrero de 2018

Violencia de género: cada vez son más las propias víctimas las que hacen la denuncia

El dato surge de comparar las estadísticas de los últimos cuatro años de la Dirección de la Mujer del Poder Judicial de la provincia. Disminuyen las denuncias de terceros.

Ilustrativas sobre la violencia de Género / Nicolás Galuya

Cuatro puntos en cinco años. Esa es la foto del crecimiento de las consultas por violencia de género en la Dirección de la Mujer del Poder Judicial (DM) de la provincia realizadas por las mismas víctimas de esta situación aberrante.

En tanto, las advertencias realizadas por terceros han ido disminuyendo y el porcentaje con respecto al total es ínfimo.

Así lo explicó Stella Spezia, titular de la Dirección de Género de la provincia, sobre la base de sus estadísticas.

Año tras año

En 2013 la cifra de pedidos de asesoramiento y atención en esa dirección fue de 1.404 y de ellos los correspondientes a las propias víctimas fueron 1.323; es decir el 94%.

En el 2014 esa cifra aumentó: de 2.135 casos, fueron a pedir atención directa 2.085 mujeres, lo que equivale al 97% de los requerimientos de ayuda.

En el 2015 continuó la tendencia: llegó al 97,4%. Los casos atendidos fueron 2.732 y los pedidos de las mujeres afectadas, 2.662.

En 2016, esta proporción alcanzó su punto máximo: casi el 99% del total de las denuncias realizadas fueron por propia iniciativa de las víctimas.

En 2017 el porcentaje decreció, al igual que las denuncias: llegó al 98,6%, ya que se sumaron 2.084 casos y fueron 2.056 mujeres a denunciar.

Nuevos objetivos

Spezia explicó que entre los objetivos del 2018 lo que busca la Dirección de la Mujer (que en el Gran Mendoza tiene cada vez más protagonismo) es ampliar los servicios y extender su radio de acción hacia todo el territorio provincial.

Así, y mientras ya hay una oficina en Tunuyán que se ocupa de los casos del Valle de Uco, ahora van a poner en marcha una en San Martín y otra en San Rafael.

A pesar de no tener aún dependencias propias en los últimos departamentos mencionados, Spezia explicó que se trasladan a terreno cuando existe un caso que así lo requiere.

También tienen en agenda realizar investigación y recopilación de datos con respecto a violencia de género e instalar un observatorio de igualdad de género, que era un viejo anhelo por el que este año trabajarán, a fin de que se concrete.

Cómo actúa

Spezia explicó que la Dirección de la Mujer del Poder Judicial de la provincia es un servicio de acceso a la Justicia con perspectiva de género.

Se trabaja con las personas afectadas brindándoles asesoramiento legal y jurídico, y no sólo eso, sino que además se les brinda contención psicológica, asistencia social -a través de la red de enlace con el Poder Judicial- y acompañamiento en los procedimientos judiciales que deba llevar adelante.

Derivaciones

Cuando ingresa una persona a consultar, es entrevistada por un equipo interdisciplinario y según la situación de riesgo y su conformidad es derivada a las oficinas fiscales o a los tribunales de familia para iniciar el proceso judicial correspondiente.

La funcionaria explicó, además, que se realiza un seguimiento de los casos registrados no sólo para informarse de cómo evoluciona cada situación, sino también para que no se corte el proceso, ya que algunas víctimas se arrepienten de haber denunciado o no pueden sostener las medidas solicitadas.

Dejanos tu comentario