Mendoza Jueves, 25 de octubre de 2018

Pescarmona: "Tuve que pagar porque si no, me mataban"

Es lo que le contó el empresario mendocino de IMPSA al juez Claudio Bonadio cuando lo indagó, según publicó el portal Infobae.

Nuevas revelaciones se conocieron respecto de la indagatoria a la que fue sometido el empresario mendocino Enrique Pescarmona por el juez Claudio Bonadio por la causa conocida como los cuadernos de las coimas.

Según publicó el portal Infobae, Pescarmona le dijo a Bonadio que lo que vivió con el gobierno kirchnerista "fue lo mismo que me hicieron en mi secuestro: tuve que pagar, porque si no me mataban".

El hombre de negocios, de 77 años, aludió así al secuestro que sufrió en 1984 por el que estuvo 45 días en cautiverio. Fue liberado luego de que su familia pagara 5 millones de dólares a una banda que habría estado vinculada con el ex general Guillermo Suárez Mason, un referente de la dictadura.

La nota de Infobae conocida hace referencia a otras declaraciones de Pescarmona a Bonadio, algunas ya publicadas por Clarín hace un mes cuando se produjo la indagatoria.

A los integrantes de la mafia de los cuadernos Pescarmona los trató de "hijos de puta". Y agregó: "Fui objeto de una extorsión y coacción por parte del arquitecto De Vido y de la presidenta Cristina y creo que tuve que actuar en necesidad para salvar a 3.000 puestos en la Argentina. Esto fue lo mismo que me hicieron en el secuestro: tuve que pagar porque si no me mataban", afirmó al confirmar su decisión de convertirse en imputado-colaborador y ratificar lo que había declarado ante el fiscal Carlos Stornelli.

Algunos detalles de la confesión de Pescarmona trascendieron, otros no. "Los gobiernos del doctor Kirchner y de la presidenta Cristina me recagaron", afirmó. También puso al ex ministro De Vido, hoy preso, como el responsable de hacerle llegar los mensajes. "Vengo con un mensaje de la corona: o te asociás o te asociás", dice el mendocino que le dijo De Vido.

Bonadio ya procesó a Pescarmona por haber sido miembro de la asociación ilícita que considera que encabezaron la ex presidenta y el ex ministro de Planificación, a los que el ex dueño de IMPSA acusó de extorsionarlo.

"Estoy muy arrepentido de haber pagado, de tener que ceder a este chantaje que es lo mismo que tuve que hacer cuando me secuestraron", reiteró el empresario. Dijo que se trató de una "extorsión impresionante" y hasta señaló que desde el gobierno K frenaron unas obras que su empresa había iniciado en Venezuela, como una forma de mostrar el poder que tenía la "banda".

-En 2006. Según Pescarmona, hubo una comida de la que participaron uno de sus hijos, Julio De Vido y Francisco Valenti (entonces ejecutivo de IMPSA).

-La extorsión. En esa cena es donde el ex ministro de Planificación K le habría planteado a Pescarmona la idea de asociarse. Es lo que cuenta ayer Infobae.

Más noticias