Mendoza Domingo, 27 de mayo de 2018

No aparecen las monedas de $2 y abundan los vueltos en caramelos, caldos o curitas

Los billetes de $2 dejaron de circular pero el metálico que lo sustituye no se ve. Malestar de comerciantes y clientes. Reclamo formal

La falta de monedas no es un tema nuevo, pero se agrava ahora que los billetes de $2 dejaron de circular y las monedas de ese valor no aparecen.

Ante esta situación, el cliente se ve obligado a recibir, para completar el vuelto, una curita, un caramelo, una bolsa de supermercado o un caldito de gallina. Incluso en algunos hipermercados se ofrece que esas monedas, que pertenecen al vuelto, sean donadas a una institución benéfica.

No solamente el consumidor pierde, porque se lleva algo que no necesita, sino también el comerciante, que muchas veces debe redondear el precio siempre bajándolo y no al revés (esto por ley).

Natalio Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio, comentó a radio Nihuil que este problema tiene grandes complejidades, ya que los comerciantes se ven obligados a redondear y "si uno saca la cuenta, durante un tiempo prolongado se termina perdiendo mucho dinero".

Dijo que el sector ha realizado un reclamo formal ante el Banco Central y "los principales ministerios del país porque la falta de monedas es una queja generalizada en todo el país".

Para el referente de los comerciantes, "el flete del traslado de monedas tiene un costo y los bancos no se quieren hacer cargo de ese costo, porque es obligación que al sacar ese billete debe ser remplazado", señaló.

Una de las opciones que ayudarían a superar la dificultad de la falta de dinero metálico es alentar el pago con tarjetas, que en muchos países es muy común, aunque en Argentina tiene algunas inconvenientes para que funcione con eficiencia.

"El pago electrónico lo venimos fomentando desde la institución desde hace mucho tiempo. Tenemos estudios que muestran que el dinero físico no existe más, y la gente se maneja con débito o crédito.

Incluso hay aplicaciones para celulares que también son útiles", señaló, a la vez que se lamentó de que algunas empresas opten por la evasión, "que es producto de la presión fiscal que tienen. El comerciante no puede optar por muchas salidas ya que tiene que tener dinero para pagarles a los empleados y otros gastos".

Mala imagenAdolfo Trípodi, ex presidente de la FEM (Federación Económica de Mendoza), dijo que la institución ha realizado reclamos a los bancos ya que muchos comerciantes tienen que cambiar billetes por monedas porque no hay forma de que tengan cambio para entregarles a los clientes. "Cuando te quedás sin cambio es perjudicial para la imagen de la empresa. La gente se enoja, se siente molesta. El faltante de monedas es notorio. Es sorprendente si se compara con Chile, donde dan hasta la última monedita de vuelto".

Más noticias