Mendoza Lunes, 3 de diciembre de 2018

Liliana González disertará sobre las infancias en riesgo

La psicopedagoga brindará un taller en el que disertará sobre varios temas relacionados con niños y adolescentes

La licenciada en Psicopedagogía Liliana González brindará una charla sobre infancia y adolescencia el 14 de diciembre a las 18 en el Arena Maipú. La profesional, de 70 años, oriunda de Córdoba tiene una vasta experiencia en estos temas y su charla estará orientada a especialistas de la salud, la educación y al público en general. El valor de la entrada es de $350.

-Infancias y adolescencias en riesgo es lo que la va a traer, dentro de poco, a nuestra provincia. Un asunto más que sensible. ¿Qué otros temas va a tocar?

-En Mendoza voy a hablar de los riesgos actuales de los niños, los que nos preocupan hoy a las personas que entendemos a los chicos. Los riesgos de la infancia. Lo que más nos preocupa en este momento es que se apuren y crezcan apurados, por un lado, porque se ponen en riesgo antes de tiempo, y la falta de sentido de la escuela que tiene para muchos de ellos, como una resistencia a la escuela; una desvalorización del lugar del maestro, total todo está en Google o en Wikipedia, también resistencia a la lectoescritura. Todo eso hace que se construya una infancia con poca fantasía, con poca creatividad y con poca lectura.

-¿Cómo impactan las nuevas tecnologías en este proceso?

-Impactan muchísimo porque los padres -no todos- han tercerizado la crianza en la tecnología. Entonces en vez de contar cuentos, en vez de acompañarlos en el dibujo y en el juego, los chicos están todo el día intercontectados, sin pensar, sin crear, sin fantasear. Entonces más de dos horas de tecnología para ellos es nocivo. Ese sería el tiempo que le deberían dar. Después, juegos, amiguitos, deportes, vida al aire libre. Lo que necesita un niño para crecer sano.

-El tiempo libre es importante. Porque cuando lo tienen lo ocupan con el celular, la computadora o las tablets...

-O simplemente aburrirse, porque alguna idea del aburrimiento tiene que salir, alguna idea de la cabeza alguna creación o algo para hacer. La infancia es la exageración en el exceso de la tecnología y la resistencia a la escritura y a la escuela.

-¿Y en cuanto a los adolescentes?

-Los riesgos en los adolescentes es que cuando terminan la secundaria, a la cual van obligados por supuesto porque la escuela es obligatoria, después no pueden armar un proyecto de vida en relación algún talento, alguna pasión o vocación. Hay muchos chicos que no saben qué hacer. Te hablo de la generación NIET -ni trabajan ni estudian- y eso es peligroso porque tiene mucho que ver la relación existencial: no saben qué hacer con la vida. Si un adolescente no le encuentra sentido a la vida, es un adolescente en riesgo.

-Cuando eso pasa, ¿no faltaría motivación en la escuela secundaria o en la familia?

-En las dos cosas. La escuela secundaria no los está enamorando. Hacen faltan más Adrián Paenza, más docentes apasionados que les despierten esas vocaciones y conjuntamente hace falta una familia que colabore con la escuela, no que esté tan ausente o peleada con la escuela, como algunos padres. Esto es entre todos. Los medios de comunicación también tienen que jugar su papel de educador: si los medios de comunicación insisten en mostrar solamente lo que no funciona o está mal -la corrupción, la violencia, el abuso- y no traen cada tanto buenas noticias y proyectos que se cumplan, la cosa se pone más difícil. Los chicos están muy desesperanzados porque están con adultos que han dejado de soñar, que están muy desilusionados, que han perdido el trabajo, que están desesperanzados o que cada vez tienen que trabajar más para sostenerse. Entonces, bueno, que los chicos no tengan sueños también depende mucho de que los adultos hemos dejado de soñar.

-¿Cómo afecta el bullying?

-Sobre el bullying hablo con muchos signos de pregunta, porque he tenido un solo pacientito por ese problema y es un tema para psicólogos. En mi consultorio hablo mucho sobre los chicos con padres separados. Abordo problemas comunes en las familias, en las escuelas.

Más noticias