Mendoza Lunes, 19 de febrero de 2018

Fernando Porretta: $1.500 millones del Estado en cinco años

La Oficina Anticorrupción investiga al empresario mendocino por la facilidad con la que conseguía contratos de la obra pública, en un caso podría ser similar al de Lázaro Báez.

Foto: Maximiliano Ríos / Diario UNO

Al día de hoy Oficina Anticorrupción investiga a dos empresas mendocinas: Hydrotec y Construcciones Electromecánicas del Oeste (CEOSA), esta última propiedad del empresario mendocino Fernando Porretta. El motivo es la detección de diversas irregularidades en las licitaciones entre el 2010 y el 2015 por una suma cercana a los $1.500 millones.

El caso Lázaro Báez -quien todavía se encuentra en prisión- puso en relieve la dudosa forma en que durante ese tiempo dispuso de los millonarios fondos el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido -también preso en la actualidad-.

En ese contexto queda contra las cuerdas la empresa mendocina CEOSA, comandada por Porretta. Es que desde diversos sectores provinciales y nacionales lo vinculan con De vido, durante la gestión del exgobernador Francisco Pérez.

La empresa de Porretta es una de las principales adjudicatarias de obra pública en Mendoza. Además es una de las más grandes del país. En su plantilla de empleados figuran más de 2.000 personas, y 7 de cada 10 contratos son, precisamente, de obra pública en varias provincias: Neuquén, Salta, Tucumán, Jujuy, La Rioja, Catamarca, San Juan, Chubut y Chaco entre ellas.

Porretta se quedó con las obras más importantes de Mendoza de los años en los que el kirchnerismo gobernó la Nación y la Provincia: el metrotranvía, la recuperación del hotel Potrerillos, la doble vía Luján Tunuyán, la construcción de la cárcel federal, el estadio de la villa olímpica y la tercera trocha del Acceso Sur, entre otras.

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

La Oficina Anticorrupción se centra en una denuncia por diversas maniobras canalizadas a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), que adjudicó numerosos proyectos a Hydrotec y la empresa perteneciente a Porretta. Es que CEOSA es la firma que más licitaciones ganó entre 2010 y 2015, lo que le redituó facturaciones superiores a los $1.500 millones. No importó que tuviera varios antecedentes de incumplimiento de los plazos de ejecución que nunca fueron sancionados.

Por poner un ejemplo, la villa olímpica -según anunció el actual gobierno- se inaugurará en los próximos días, cuando su plazo de terminación original estaba programado para 2014, es decir, con cuatro años de retraso. Durante el gobierno de Pérez esta obra se presupuestó en $242 millones. El monto final ascendió a $900 millones, más del triple.

Foto: Fernando Martínez / Diario UNO

Foto: Fernando Martínez / Diario UNO

Diario Clarín publicó que la Oficina Anticorrupción investiga licitaciones en Catamarca adjudicadas a CEOSA: una de ellas fue adjudicada por $26 millones en 2012 y se actualizó en $82 millones en agosto de 2016, aun cuando las obras ni siquiera se han iniciado.

La Oficina Anticorrupción sostiene que hay funcionarios del Prosap que prestaban servicios en el organismo y están involucrados en estas maniobras efectuadas entre 2010 y 2015. Por este motivo solicitaron que cualquier novedad de este caso sea reportado en forma directa al ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.

Además la Oficina Anticorrupción envió una nota al PROSAP pidiendo explicaciones de por qué la página web de Hydrotec fue modificada, eliminando los datos que la vinculaban al organismo. Más precisamente fue el caso de Fernando Gomensoro y Diego Fabián, socios de Hydrotec y, al mismo tiempo, integrantes del PROSAP.

Como si fuera poco, Fabián sería miembro de la empresa de Fernando Porretta. Esto se evidencia en que la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (Asinmet) lo presentó como representante de CEOSA en un comunicado de prensa emitido en octubre de 2016 tas una reunión sectorial.

Poniendo negro sobre blanco: la Oficina Anticorrupción considera que en un esquema de vínculos existentes entre los funcionarios del programa y las empresas se filtró información que privilegió a Hydrotec y a CEOSA de Porreta, con lo cual podrían haber ofertado precios bajos que después -como ya se dijo- se actualizaban hasta por el triple de su valor.

La causa que investiga a estas dos empresas mendocinas se enmarca en los posibles delitos de "negociación incompatible con la función pública", "administración infiel agravada por haber sido cometida contra la administración pública nacional" y "no habría que descartar la existencia de sobreprecios y sobornos", según la denuncia de la Oficina Anticorrupción que Clarín hizo pública.

Miembro de un selecto grupo

A pesar de que Porretta negó a Diario UNO en 2014 cualquier vinculación con De Vido y el gobierno Kirchnerista, su empresa figura entre el selecto grupo (una media docena de empresas) que más licitaciones ganó en el país durante la gestión del exministro de Néstor y Cristina actualmente preso, justamente por varias irregularidades en la gestión de la obra pública nacional.

De esta manera la empresa mendocina está en el centro de las sospechas, más si se tiene en cuenta el increíble crecimiento en las licitaciones que tuvo en los últimos años.

La compañía de Porretta pasó en poco tiempo de competir por tendidos eléctricos y soldaduras para YPF a lograr la adjudicación de una obra vial de 30 millones de pesos, un microestadio por $900 millones y competir para la construcción de un dique por 700 millones de dólares.

Dejanos tu comentario