Mendoza Viernes, 9 de marzo de 2018

En General Alvear inauguraron el Hogar de Protección Integral Esperanza

Es el octavo refugio que se abre en Mendoza y es producto de un trabajo en conjunto", dijo Marcela Fernández, subsecretaria de Desarrollo Social.

La Asesoría de la Mujer y Desarrollo de las Familias de la Municipalidad de General Alvear dejó inaugurado ayer el Hogar de Protección Integral Esperanza, en el marco del Día Internacional de la Mujer. Este hogar es para albergar a las mujeres que sufren violencia de género. Se cuidará allí durante 72 horas o más a ellas y sus hijos. Podrán estudiar y se van a brindar talleres con la idea que todas tengan más oportunidades y un oficio.El inmueble es propiedad de la Municipalidad y era utilizado por AYSAM.Patricia Sálice, asesora de Mujer y Desarrollo de las Familias, dijo: "Esto es un antes y un después, porque es una acción concreta en el abordaje de la violencia de género. Significa que junto con una asociación civil nos hemos hecho cargo de esta problemática"."El año 2017 lo cerramos con 173 casos. Fue lo que recibió la Asesoría de la Mujer, pero esto es parcial porque no todas van a esta oficina. Durante el 2018 van 31 casos ingresados. Eso significa que los números se mantienen y por eso que estamos trabajando en este proyecto", expresó Salice.Walther Marcolini, intendente de General Alvear, manifestó: "Tengo la esperanza de que este hogar será un espacio de contención para muchas mujeres. Ojalá que algún día no tenga que estar, porque allí donde hay un niño y una madre maltratada, hace falta un espacio de contención".En Las Heras, el más grandeEn la apertura de sesiones del Concejo Deliberante de Las Heras, el intendente Daniel Orozco anunció que el departamento construirá el refugio para mujeres más grande de la provincia. Es una de las metas del gobierno lasherino fijadas para 2018.Tendrá 40 lugares no sólo para las víctimas femeninas sino también para la comunidad LGTBI, ya que son muchas las personas que por su orientación sexual terminan siendo expulsadas de sus casas y discriminadas por sus familias.