Mendoza Sábado, 17 de marzo de 2018

El SUTE reclama que se frene el cierre de cursos por 2 años

El secretario general, Sebastián Henríquez, anunció que el gremio presentará en la Legislatura un proyecto de Emergencia Educativa mientras se discute el financiamiento.

El secretario general del SUTE, Sebastián Henríquez, anunció que el gremio presentará en la Legislatura un proyecto de Emergencia Educativa para evitar el cierre de cursos por dos años, mientras se discute el financiamiento educativo.

Por otra parte, desde el sindicato denunciaron la negativa del Poder Ejecutivo a seguir discutiendo en paritarias temas no salariales que -dicen- están pendientes y la "connivencia de la Subsecretaría de Trabajo" ya que está incumpliendo con sus funciones.

El representante gremial calificó de "mamarracho jurídico" a lo que está sucediendo en la Corte Suprema de Justicia de Mendoza, respecto del ítem aula.

Especificó que "el Gobierno de Mendoza no garantiza el derecho a la educación. Los representantes del Ejecutivo, no sólo no cambian, sino que profundizan cada vez más la grave situación",

Henríquez, sostuvo que "el gobierno puso a Mendoza en emergencia educativa".

Tres temas fueron los que el titular del gremio desarrolló ante los periodistas: "por un lado, queremos comunicar que vamos a presentar en la Legislatura un proyecto fundamentando la emergencia educativa, que tiene que ver con algo muy grave que está pasando y que es el cierre de cursos".

"Se está contrayendo el sistema educativo, se están cerrando aulas y se están superpoblando otras. Es una situación muy grave y delicada que se está produciendo en casi todos los niveles y modalidades del sistema. La sociedad tiene que saber que solamente en el Gran Mendoza, según el último relevamiento de la Encuesta Permanente de Hogares, hay un poco más de 80 mil personas -de más de 20 años- que tiene secundario incompleto y hay alrededor de 25 mil jóvenes -de más de 15 años- que no terminaron la primaria".

"Por lo tanto, no es que hay baja de matrícula porque no haya alumnos, sino que hay baja porque no hay una política de Estado para atraer a esos jóvenes, a esos adultos, a esos niños, a las escuelas".

Según Henríquez, "la Dirección General de Escuelas no les está garantizando la escolaridad. Lo perverso es que se cierran cursos, lo cual garantiza que esa gente no asista a las escuelas, y esto lo están haciendo con un único fundamento que se puede leer en las resoluciones de cierres de cursos: optimización de recursos".

"No hay fundamento pedagógico de ningún tipo, simplemente ahorro de recursos. Es una situación muy grave, porque por ejemplo tenemos chicos integrados con discapacidades en aulas comunes en las escuelas, donde sólo puede haber dos en cursos de hasta 25 alumnos. "Tenemos zonas vulnerable donde hay dos cursos de 15 alumnos y los agrupan en un curso de 30".