Mendoza
Señalan a Herman Salvini y Pedro Llorente por incluir un contenido falso en dos actas judiciales. Dos abogados hicieron la presentación ante el superfiscal Carniello.

Denunciaron a dos ministros de la Suprema Corte de Mendoza por falsedad ideológica

Por UNO

Un trámite judicial, cuyo cumplimiento formal y de rigor es parte de la vida diaria en el ejerciciodel derecho, se ha transformado en una peligrosa espada sobre el cuello de dos jueces de la Suprema

Corte de Justicia de Mendoza. Es que, en un hecho inédito, han sido denunciados penalmente de

falsificar el contenido de un instrumento público.

El delito, conocido como falsedad ideológica, porque se incorpora un contenido falso sobre un

documento formal, les fue endilgado a los supremos Herman Salvini y Pedro Llorente (este último fue

presidente del cuerpo durante una década), y a un secretario del máximo tribunal de Justicia,

Miguel Ángel Marcuzzi.

La figura en el artículo 292 del Código Penal prevé penas de 1 a 6 años de cárcel.

La denuncia fue motorizada por dos conocidos letrados ante la Unidad Fiscal Especial. Los

abogados penalistas Diego Lavado y Dante Vega hicieron la presentación dando cuenta de que la

irregularidad fue realizada ante ellos en dos causas que tramitan en el máximo tribunal.

La delicada situación es investigada por el fiscal especial Daniel Carniello y si bien es

cierto que en caso de detectar un accionar delictivo los jueces de la Suprema Corte tienen fueros,

por lo que sólo el Senado puede habilitar que se los lleve al banquillo de los acusados, quien no

los tiene es el secretario administrativo de la Corte, Miguel Ángel Marcuzzi, a quien señalan como

el responsable directo de la confección del acta.

Diego Lavado precisó sobre la denuncia que "se trata de una irregularidad que los dos

ministros de la Corte no sólo la cometieron sino que la repitieron días después. Es por un

incumplimiento sobre los trámites procesales en dos recursos de casación (pedidos de revisión de

sentencia ante la Corte) por parte de los jueces (Herman) Salvini y (Pedro) Llorente y el

secretario administrativo del tribunal, que es quien refrenda un acta consignando un hecho que no

existió".

Lavado explicó que "cuando la Corte dicta una sentencia de casación tiene la obligación de

convocar a las partes para leer la sentencia y darle lectura bajo sanción de nulidad. Si las partes

no concurren, lógicamente puede omitir la lectura y agregar la sentencia al expediente".

El letrado indicó: "En dos ocasiones concurrimos por parte del doctor Dante Vega a presenciar

la lectura de la sentencia y al momento de referir en Mesa de Entradas que estábamos esperando, el

auxiliar trajo el expediente con un acta falsa donde se dejaba constancia de que las partes no

habían concurrido y que por eso se omitía la lectura. Justamente en esa prueba está la fecha y la

hora de la comparencia del defensor y el acta que dice lo contrario".

El abogado Dante Vega señaló que "es muy grave, porque la no lectura ante las parte presentes

es motivo de nulidad. Tiene una trascendencia directa en el proceso".

El penalista puntualizó que "en la primera oportunidad me anuncié en Mesa de Entradas y me

notificaron que no se leería a pesar de que estaba allí, por lo que dejé constancia con un escrito

de mi asistencia. Días después comprobé con sorpresa que habían agregado un acta en la que decía

que yo no estaba presente".

Vega continuó: "La segunda ocasión fue peor. Me anuncié en Mesa de Entradas para escuchar la

lectura y directamente la empleada del tribunal llegó con la sentencia cocida al expediente y el

acta que decía que se había agregado porque las partes no estaban presentes".

Dejá tu comentario