Mendoza Domingo, 12 de agosto de 2018

Comercios de Guaymallén no deben ocupar veredas

La Comuna está controlando que la vía peatonal quede siempre libre. Las sanciones económicas llegan a los $5.500 y ya hubo clausuras

Luego de realizar un censo en el que quedaron incluidos todos los comercios de la comuna, Guaymallén comenzó a controlar que los locales no ocupen la vereda con sus productos y a sancionar a quienes no cumplen. Las más afectados son las agencias de venta de vehículos, que acostumbran a estacionar los autos en la vía pública y ya no deben hacerlo. Las multas llegan hasta los $5.500 y ya hubo clausuras.

La normativa comenzó a regir a principios de mayo pero, por el hecho de primero concretar el censo, recién se empezó a aplicar en las últimas semanas. En ese período de tiempo, se clausuraron tres comercios y entre 15 y 20 fueron multados económicamente.

Si bien los más perjudicados por la medida fueron los agencieros, la medida incluye a todos los rubros comerciales que hagan un "uso indebido del espacio público", como suele ocurrir con tapicerías, mueblerías, talleres mecánicos, verdulerías o despensas.

"Antes de multar tratamos de asesorar al comerciante para explicarle que lo que estamos haciendo es para que los vecinos y compradores que transitan por la zona, puedan hacerlo libre y tranquilamente", explicó el director de Industria, Comercio e Inspección General de Guaymallén, Javier Massó.

Por ese motivo, en la mayoría de los casos y salvo que se trate de una situación grave, lo que hace el municipio en primera instancia es dejar una notificación del requerimiento.

Desde ese momento, los comerciantes cuentan con 10 días hábiles para realizar un descargo presentando el motivo por el cual piensan que podrían ocupar la vereda o al menos una parte de ella.

Si ese descargo es insuficiente, a partir de los 10 días hábiles, si siguen colocando los vehículos o los productos de su rubro en la vía pública, se colocan sanciones económicas y en algunos casos se aplican clausuras.

"La multa inicial es de 2.500 UTM (Unidad Tributaria Municipal), que da un total de $5.500. En base a eso, si persiste la infracción, la multa va aumentando o se procede a la clausura", agregó Massó.

Quejas de los comerciantes

Los agencieros fueron los que primero se organizaron para reclamar contra la medida, ya que está prohibido utilizar la vereda, los puentes, las banquinas y las ochavas, lo que los deja sin margen para mostrar los vehículos que tienen en venta.

"Tuvimos quejas de comerciantes, por supuesto, los hemos recibido. Pero esto va a llevar tiempo porque hay que analizar caso por caso. No todos los casos son iguales. Hay agencias que tienen los autos afuera del local pero que están dentro de la línea de edificación. Entonces en esos casos no podemos multar y está bien que estén afuera porque están dentro de la propiedad de la agencia", reconoció Massó.

Sin embargo, dijo que se trata de un tema complejo y largo, pero que se da así porque "nunca se intentó ordenar. Entonces es una tarea complicada, tanto para nosotros que la tenemos que hacer cumplir como para los agencieros y demás comerciantes que vienen haciendo mal uso y costumbre desde hace décadas".

Más noticias