Mendoza Viernes, 30 de noviembre de 2018

Casi se duplicó la conversión de vehículos a GNC

La crisis y los aumentos en nafta y gasoil llevaron a que cada vez más conductores lo prefieran para sus autos

A la par de los constantes aumentos en el precio del combustible, cosa que ya sucedió 14 veces en lo que va del año acumulando un 76%, lo que creció considerablemente a lo largo del 2018 fue la conversión de vehículos a GNC. De casi 3.000 autos que instalaron equipos durante todo el 2017 en Mendoza, la cifra subió a más de 5.200 este período, con todo un mes más por delante.

El crecimiento tiene un motivo principal que lo explican. Durante 2017 el precio de las naftas convencionales aumentó pero en porcentajes menores a los de este año, y dado que también aumentó el GNC, los costos se habían equiparado bastante.

Sin embargo, la disparada en el precio ocurrida a lo largo del 2018 hizo que esa brecha volviera a crecer, generando una diferencia importante de ahorro si se compara entre GNC y los combustibles, esto incluso teniendo que hacer la conversión que cuesta entre $33.000 y $42.000.

A esa situación se sumó una postura expresa del Estado Nacional por incentivar a los argentinos a convertir sus vehículos a GNC, destacando las bondades de un sistema por sobre el otro y sobre todo haciendo foco en que seguirá aumentando la nafta en los próximos meses.

"El Gobierno fomenta y auspicia que todo el gas que sobra de Vaca Muerta y las proyecciones de precios que existen para la VTU que es la medida oficial con la que se mide el GNC deberá bajar. Creo que esa postura ayudó, que a la gente la puso más cómoda en esa condición, y viene bien", explicó Hugo Lamy, presidente de la Cámara Argentina de Equipos Completos (CAPEC).

Un anuncio con poco peso

El pasado 7 de noviembre el ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, dijo públicamente ante una nueva suba del precio de los combustibles que la mejor alternativa para los argentinos era la de colocarle a sus automóviles el equipo de gas.

Y si bien aumentó en este año la cantidad de vehículos convertidos, en este mes en Mendoza se concretaron menos colocaciones de equipos que en octubre, antes del pronunciamiento de Iguacel, e incluso menos que en septiembre.

Lo que sí creció en este mes según Lamy fueron las averiguaciones de los clientes: "Hemos tenido más consulta, la gente se siente más cómoda y está satisfecha, no hay tanta incertidumbre".

El fin del mito

Otro aspecto que hizo crecer la conversión a gas según Lamy es que "se desmitificó" el tema de la colocación de equipos de GNC, sobre lo que antes aseguraban que dañaba al vehículo y repercutía en su funcionamiento.

Más noticias