Economia Martes, 4 de septiembre de 2018

Fuertes críticas del campo por las retenciones

Los ruralistas se quejan porque se les saca a ellos para "financiar la timba financiera y al FMI". Son medidas transitorias, dicen.

Dirigentes ruralistas criticaron la decisión del Gobierno de reimplantar las retenciones a las exportaciones y se quejaron porque se le saca al campo para "financiar la timba financiera y al FMI".

Para lograr equilibrar las cuentas públicas y calmar los mercados, el ministro Dujovne anunció que aplicarán retenciones a las exportaciones: $4 por dólar a los productos primarios y $3 al resto.

En un comunicado, la Sociedad Rural Argentina, que preside Daniel Pelegrina, aseguró que los derechos de exportación "son instrumentos distorsivos que desalientan la producción, la inversión, el empleo y el comercio exterior".

"Creemos que debieran existir herramientas superadoras para lograr la generación de recursos fiscales, que incluyan a todos los sectores económicos. El impulso a la producción es la solución que la Argentina necesita en el contexto de la emergencia cambiaria que arrastramos desde hace meses", sostuvo.

Señaló que "las medidas anunciadas desde Hacienda apuntan al corto plazo, y se manifiestan como transitorias en la búsqueda del necesario equilibro fiscal".

El presidente de CARBAP, la confederación que agrupa a 114 asociaciones rurales de Buenos Aires y La Pampa, Matías de Velazco, afirmó que "en principio con las retenciones no estamos de acuerdo" y se quejó porque "sólo se grava al rubro exportador".

No obstante, indicó que desde el sector ruralista que encabeza entienden "el contexto donde está la Argentina y que la carga se va a repartir entre varios sectores".

"Por ahora, en este sentido no habrá reacciones del campo", indicó el dirigente y aclaró que estarán atentos a que "las provincias y los municipios no apliquen más impuestos al agro".

Sostuvo que "en la medida en que veamos que el ajuste viene en serio y no es una crisis más, veremos qué hacer".

El referente del sector sojero, Gustavo Grobocopatel, advirtió de que "las retenciones son un instrumento negativo" y aseguró que "en un contexto en el que todos vamos a perder mucho, el Gobierno tiene en el campo un empuje".

"Hay una debilidad económica y mala praxis en algunos temas", evaluó el empresario, quien señaló: "Esta crisis fue un poco por todo".

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe, reflexionó: "Se condena otra vez a los pequeños y medianos productores, sin diferenciarlos, a pagar más para sostener la timba financiera y al FMI".

"No son buenas noticias. Estamos preocupados. Lo primero a decir es que las medidas afectan a muchos sectores, pero desde la Federación Agraria debemos hablar en primer lugar por los pequeños y medianos productores a los que representamos a lo largo de todo el país", dijo.

"Se trata de un segmento de la producción que ya venía complicado, con falta de financiamiento, inflación y suba de tarifas, más altísimas tasas de interés".

"Está claro que de acá en más habrá dos dólares distintos. Uno para pagar insumos y otro para vender, con retenciones. En trigo o en maíz, habrá que restar el 10% al valor, con un trigo ya sembrado se cambian las reglas de juego. Hay muchos que se endeudaron para sembrar maíz y se modifica el escenario", alertó.