Economia Martes, 4 de septiembre de 2018

El sector vitivinícola mantiene las esperanzas

Desde el sector vitivinícola le dan un voto de confianza al Gobierno nacional con las medidas anunciadas el lunes, con las expectativas de obtener mayores ingresos en el futuro.

"Hay que ver cómo se terminan de desarrollar las cosas, pero por lo que hemos estado viendo esto equivale a trabajar con un dólar a $35, porque aproximadamente es el 8% lo que nos han aplicado de retenciones", comentó Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina.

Protagonistas. Walter Bressia, Hilda Wilhelm, Javier Palau y el ministro Martín Kerchner durante la conferencia de prensa en Casa de Gobierno.
Protagonistas. Walter Bressia, Hilda Wilhelm, Javier Palau y el ministro Martín Kerchner durante la conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

"Lo tomamos como un aporte y un esfuerzo más que hace el sector y esperando que la devaluación tienda a estabilizarse y que el tipo de cambio se vaya actualizando, caso contrario vamos a ir perdiendo cada vez más", agregó.

También remarcó que no es tan grave esta situación: "Hay una quita que la estamos usando para competir en el exterior, pero no es tan grave para el sector esa situación".

"Estamos con esperanzas de que se activen definitivamente las exportaciones. Esto es por dos años, así que por ese tiempo haremos un esfuerzo todos, los exportadores y el Gobierno, que tiene que seguir achicando el déficit y el gasto público", sostuvo Bressia sobre esa cuota de confianza que ha depositado la industria vitivinícola en la gestión de Mauricio Macri, quien está transitando el peor momento desde que asumió el poder.

"Le veo la mejor buena intención al Presidente y a su equipo en tratar de sacar esto adelante. Ha tenido la complicación de un año muy malo para el agro, porque la sequía para los cereales ha sido tremenda y con grandes pérdidas económicas, sumado al contexto internacional que tampoco ayuda mucho", explicó el bodeguero, siguiendo con esta idea de mantener una esperanza de cara al futuro.

Para las exportaciones el tipo de cambio es favorable, aunque lo que suceda con la inflación será determinante según dijo Bressia: "La pérdida se ha equiparado con el tipo de cambio, porque pasamos de un dólar de $30 a uno de $38 y ahora con esta quita quedará en $35. Entonces se puede llegar a compensar, pero hay que ver qué pasa con la inflación, porque si sigue a este ritmo a corto plazo nos va a pasar por arriba".