Jueves 18.09.2014

clima T 24°C H 31%

Secciones

Murió una gloria del fútbol argentino: el Pancho Lombardo

El mendocino falleció a los 86 años. Surgió futbolísticamente en Atlético Argentino y pasó por Newell's, River  y Boca . Además jugó 37 partidos en la Selección argentina, donde fue Campeón Sudamericano dos veces. Jugó el Mundial de Suecia 1958.

Por Juan José Martínez

jjmartinez@diariouno.net.ar

A los 86 años de edad, falleció Francisco Lombardo, más conocido por nosotros como el Pancho. Fue un jugador de fútbol que trascendió las canchas de Mendoza para triunfar en Boca Juniors y hasta en la Selección Argentina.

Lombardo nació en Mendoza el 11 de junio de 1925 y se inició futbolísticamente en Nacional-Vélez Sarsfield-Pacífico (posteriormente Atlético Argentino). Luego se fue a jugar a Newell’s Old Boys de Rosario, donde estuvo desde 1947 a 1951 y al año siguiente se incorporó a Boca Juniors, jugando allí hasta 1960.

Disputó 196 partidos oficiales con la azuloro, anotando un solo gol.
Con el Xeneize fue campeón en 1954, formando una línea defensiva memorable y que identificó a Boca durante mucho tiempo: Lombardo, Mouriño y Pescia.

En 1953, el entonces director técnico de la selección argentina, Guillermo Stábile, formó el equipo tomando como base la zaga de Racing Club: Pedro Dellacha y García Pérez; la línea media de Boca: Lombardo, Mouriño y Gutiérrez y la delantera de Independiente de Avellaneda: Micheli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz. Este equipo venció a Inglaterra por 3 a 1.

Lombardo también integró la selección nacional que participó del campeonato Mundial de Suecia en 1958, torneo en el cual Argentina quedó eliminada en el tercer partido. “Era increíble la diferencia física entre los europeos y nosotros. Cuando regresamos a Argentina la gente nos estaba esperando en el aeropuerto y recibimos desde insultos hasta piedrazos”, contaba Pancho en una nota que Diario UNO le realizó en mayo de 2002.

No obstante eso, en 1958 el trío integrado por Victorio Spinetto, Raúl Mogileswki y José D’Amico, responsable de la dirección técnica de la selección, lo volvió a convocar para integrar el equipo que participó en el campeonato Sudamericano de 1959, en Buenos Aires, en el cualse coronó campeón. Había logrado el mismo título con el seleccionado Albiceleste en 1955, en Chile, bajo la conducción técnica de Stábile.

En 1961, a raiz del accidente y la muerte de Eliseo Mouriño, que fue declarado libre por Boca con el compromiso de irse a jugar fuera del país, Francisco Lombardo se vinculó a River Plate, adonde terminó su carrera en el fútbol profesional. En el Millonario jugó 9 partidos.

En 1962 volvió a Mendoza y se incorporó a Independiente Rivadavia, con quien fue campeón de la Liga Mendocina ese año. En la entidad del Parque jugó hasta el ‘64, cuando dejó la práctica activa del fútbol.

Pancho ha quedado en la galería de los grandes de nuestro fútbol.

Sus restos serán velados en la Sala Velatoria de la calle Maipú 252 y a las 17 será sepultado.

El Club Sportivo Independiente Rivadavia emitió un comunicado recordando el paso de Lombardo por la institución y dando el pésame a todos sus familiares y amigos.

// //