Policiales Jueves, 15 de febrero de 2018

Nuevas medidas contra el acusado de múltiples abusos a niñas en el barrio Unimev

La defensa del hombre de 60 años, que era docente particular en su domicilio, pidió tres nuevas pruebas pero la Justicia le admitió sólo una. Pasos finales en la pesquisa.

La investigación comenzó en la Oficina Fiscal 18. Foto: Google Street View.

A una nueva prueba y tres meses más de investigación deberá someterse el hombre de 60 años acusado de cometer abusos sexuales contra tres menores de edad que eran alumnas particulares en su casa ubicada en el barrio Unimev, en Guaymallén.

Minutos después del mediodía de este jueves se realizó una audiencia oral ante la titular del Segundo Juzgado de Garantías para resolver cuestiones planteadas por la defensa de Jorge Elías Ramón Caliguiri y por la fiscal de Delitos Sexuales, Virginia Rumbo.

El nuevo abogado defensor del acusado -es la tercera vez que cambia de representante- solicitó tres medidas probatorias que la fiscal había rechazado. La jueza Érica Sánchez también negó dos de estas aunque accedió a una.

La magistrada le levantó el pulgar a la citación de una psiquiatra y una psicóloga que realizaron una entrevista preliminar a las víctimas antes de que declaren en cámara Gesell. Los especialistas deberán realizar algunas aclaraciones en sus informes para evitar que las menores tengan que volver a prestar testimonio y sufrir una revictimización, según comentó una fuente judicial.

En cuanto a las pruebas rechazadas, se trata de un nuevo examen psiquiátrico del imputado, el cual ya se realizó y en su momento el abogado defensor anterior no presentó un perito de control. También fueron negadas unas declaraciones testimoniales de padres de otros niños que acudían a esa misma vivienda a tomar clases particulares con Ramón y su esposa. Para la fiscal y la jueza no tiene relación con el objeto procesal.

En lo que sí estuvieron de acuerdo todas las partes es en otorgar una prórroga de la investigación por tres meses más, por lo que la fiscal tendrá tiempo para realizar la medida pendiente, elaborar sus conclusiones y solicitar la elevación a juicio del expediente.

Aberrante

Jorge Ramón fue denunciado en marzo de 2016, cuando los padres de mellizas de 9 años descubrieron que sus hijas habían sufrido abusos cuando tomaban clases particulares en la casa del hombre, en el conocido barrio Unimev.

Según la denuncia que radicaron los progenitores a mediados, quienes anteriormente grabaron los testimonios de sus hijas con una cámara, los hechos ocurrieron durante un lapso de dos años.

Tras esta presentación judicial, dos semanas después se sumó otra víctima de 10 años quien también acudía a clases en ese lugar.

En la causa consta que en realidad la docente era la esposa de Ramón, pero este último solía ayudarla debido a la cantidad de niños y jóvenes que asistían al domicilio. La pareja del acusado no sería cómplice ya que ella solía brindar clases en la planta baja de la vivienda y su marido lo hacía en el primer piso, según sostienen los pesquisas.

Dejanos tu comentario