Policiales Agresor
Agresor liberado

Le dieron la excarcelación a Miguel Ángel Paz, el hombre que agredió al vigilador

Por UNO

Once días después de haber sido detenido por golpear brutalmente a un vigilador de su edificio que lo había denunciado por no cumplir con el protocolo de aislamiento obligatorio después de regresar de Estados Unidos, Miguel Ángel Paz fue liberado. Este miércoles, un juez de San Isidro le otorgó la excarcelación bajo caución juratoria.

Te puede interesar: Cómo sacar el permiso para circular en CABA durante la cuarentena por coronavirus

La medida fue dispuesta esta tarde por juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, pese a que el fiscal de la causa, Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Este, había solicitado que a Paz se le dicte prisión preventiva.

Paz está imputado por los delitos de “lesiones y amenazas”. La noche del sábado 14 de marzo último, agredió al empleado de la torre Rosales Park Tower Gustavo Granucci. La salvaje golpiza quedó registrada en una cámara de seguridad. “¡¿Me estás amenazando, la c… de tu madre? ¿Vos me estás amenazando a mí, vos me estás amenazando a mí? Me dijiste que me ibas a poner una multa, me estás amenazando!”, se escucha a Paz increpar al guardia de seguridad.

El vigilador, intimidado, respondió: “Vos no estás cumpliendo el protocolo de sanidad. Tomátelas de acá, salí de la guardia”.

“Me siento dolorido, tengo muchos golpes, ahora el cuerpo empezó a empeorar. Tengo golpes en la espalda, cortes en la nuca, fractura de tabique y solamente por cumplir mi trabajo”, contó luego Granucci. Y agregó: “Me amenazó de muerte. Después de golpearme pretendió darse a la fuga, allí había personal policial que lo frenó, pero él manifestaba que se quería ir”, contó.

“La verdad es que yo quería llamar al 911, pero no me dejó llamar a la emergencia ni a mis superiores, nada. Me dijo de todo, faltándome el respeto, amenazándome de muerte, ´te voy matar, quién sos, me botoneaste´”, amplió Gustavo.

La filmación se viralizó rapidamente y hasta el presidente Alberto Fernández repudió el hecho. El jefe de Estado, tras constatar la situación, se comunicó con Granucci y lo felicitó: “Lo primero que hizo fue felicitarme por mi accionar para intentar frenar a ese animal. Me aclaró que esa no es la forma de actuar hacia mí. Después repudió totalmente la violencia y me dijo que saben dónde vive, como se llama y que ahora me quede tranquilo”.

Temas relacionados: