Diario Uno > Mundo

Viaja en subte y baila tango

"“Me agrada el tango, lo bailé de joven"”, admitió Jorge Mario Bergoglio, elegido Papa, en el capítulo más intimista del libro-entrevista de los periodistas Francesca Ambrogetti y Sergio Rubín, editado en Buenos Aires en 2010.

"“El tango es algo que me agrada muchísimo. Es algo que me sale de adentro. Mis preferidos como cantantes son Carlos Gardel, Julio Sosa y Ada Falcón, que después se convirtió a monja"”, comentó Bergoglio.La periodista Ambrogetti confió a ANSA que Bergoglio es “una persona simple, que dice las cosas de un modo simple, pero, a la vez, con una gran profundidad”.

Te puede interesar...

"Es un hombre de una gran cultura, pero al mismo tiempo de una enorme humanidad. Es probable que haya sido elegido Papa por una Iglesia que busca ser misionera, no auto referencial"”, amplió la periodista.Ambrogetti insiste en que el argentino es “un hombre extremadamente sencillo y austero”, que “viaja en subte y la semana pasada llegó al Vaticano en “clase turista”.También cercano a cosas simples como “el tango, el fútbol, la música o la poesía”.

El libro refleja que, cuando los periodistas le preguntaron si sabía bailar la tradicional música argentina, la respuesta fue afirmativa.

"“Sí, lo bailé de joven, aunque prefería la milonga"”, admitió el prelado con sencillez.

Pero en los tramos más profundos de la entrevista, Bergoglio sostiene que la opción principal del sacerdocio es “caminar por las calles y acercarse a la gente, esa es la misión”.

"Es clave que los católicos -tanto los clérigos como los laicos- salgamos al encuentro de la gente. Una vez me decía un sacerdote que estamos frente a una situación totalmente opuesta a la que plantea la parábola del pastor, que tenía noventa y nueve ovejas en el corral y fue a buscar a la que se perdió: tenemos una en el corral y noventa y nueve que no vamos a buscar"”, desgranó el argentino.

"Y luego siguió: “Creo sinceramente que la opción básica de la Iglesia, en la actualidad, no es disminuir o quitar prescripciones o hacer más fácil esto o lo otro, sino salir a la calle a buscar a la gente, conocer a las personas por su nombre"”, amplió, según lo refleja el libro ‘’El jesuita. Conversaciones con el cardenal Jorge Bergoglio”.

"“Lo que sentía en aquellos días de 2005 -cuando los medios de comunicación hablaban de él como uno de los principales candidatos para ser elegido Papa- era verguenza"”, reveló en el libro, dando espacio a sus recuerdos.

Cómo se define, fue otra pregunta que despunta en la entrevista del libro que lo refleja: "“Jorge Bergoglio, sacerdote”", fue la respuesta.

"“Le preguntamos cerca de la anterior elección papal qué condiciones debía reunir el Sumo Pontífice. “ Ser un pastor”, respondió. Eso es justamente lo que es él, por eso lo deben haber elegido"‘, completó Ambrogetti.