Mendoza
El mismo fallo de tres conjueces de la Suprema Corte de Justicia que benefició a una parte del total del padrón judicial por haberes impagos dejó sin efecto cualquier reclamo a futuro.

Sepultaron el enganche judicial

Por UNO

La misma sentencia de la Corte local que les reconoció a los empleados judiciales el derecho decobrar un período de 18 meses de haberes impagos porque la Provincia no aplicó el enganche salarial

vigente en aquel entonces también les infligió una dura derrota a otros reclamos.

Concretamente los conjueces de la Suprema Corte sepultaron la resurrección de la modalidad

del enganche que los demandantes reclamaron bajo el argumento jurídico de los derechos adquiridos y

un planteo de inconstitucionalidad.

El fallo se ocupó en dejar muy en claro que la ley provincial N°7.183, que en enero de 2004

le puso la lápida al régimen salarial de proporcionalidad (el enganche), es constitucional,

remarcando que los judiciales no tienen derechos adquiridos por haber gozado antes de ese sistema y

realzando la potestad de la Legislatura de diseñar los regímenes de salario estatales.

En la sentencia los conjueces Guillermo Pose (preopinante), Alfredo Ricci y Etelinda Elinda

Flores resaltaron un párrafo implacable contra la demanda de los judiciales: "El régimen salarial

del empleado judicial puede modificarse, es mutable en función de circunstancias de lugar y tiempo,

en el marco de la política fiscal y el manejo de la hacienda pública.

"La aplicación de políticas de Estado no son judiciables en tanto no vulneren derechos y

garantías sustanciales consagradas constitucionalmente".

Así el tribunal aniquiló el reclamo del enganche más allá del período impago que sí les

reconocieron entre enero de 2002 y junio de 2003.

Fue toda una señal y para nada menor, porque el régimen de proporcionalidad aunque no está

vigente es muy actual entre los empleados de tribunales.

En la última huelga judicial que sostuvieron durante un mes, muchos trabajadores se

ilusionaron con mantener la misma unidad y actitud el próximo año para demandar, vías medidas de

fuerza, que el enganche sea restituido.

La proporcionalidad, que imperó hasta el 2004, permitía a los empleados de la Justicia que

sus sueldos aumentaran cada vez que se incrementaban los salarios de los jueces de la Suprema Corte

provincial.

Cada categoría tenía un coeficiente que representaba un porcentaje del ingreso de los

supremos del máximo tribunal.

Claves

- Los conjueces de la Suprema Corte de Justicia que decidieron fueron Guillermo Pose, Alfredo

Ricci y Etelinda Elinda Flores.

- En la primera parte del fallo avalaron el planteo de un sector del padrón judicial por

haberes impagos entre 2002 y 2003.

- Ante la posibilidad de futuros reclamos señalaron que la aplicación de las políticas de

Estado no son judiciables "en tanto no vulneren derechos".

Dejá tu comentario