Mendoza
El intendente capitalino se propuso liberar las veredas del centro. Pero estos comerciantes informales le pusieron más de un palo a la rueda de sus anuncios.

Los vendedores ambulantes de Capital cumplieron un año y medio de resistencia a Fayad

Por UNO

El predio está listo desde febrero, pero todavía no se hace el traslado. La comuna asegura queestán "en negociaciones", pero los vendedores reiteraron que hasta que no haya lugar para todos, no

se mudarán. Un conflicto que se dilata.

Desde que inició su gestión, el intendente de Capital, Víctor Fayad (UCR) anunció que uno de

los pilares de su gestión sería "recuperar los espacios públicos" y así encaró una feroz pelea para

desalojar a los vendedores ambulantes de calle General Paz que terminó en un megaproyecto de una

nueva feria persa en calle General Paz y Mitre.

Incluso arremetió contra intendentes de otras comunas y

contra la

Justicia porque, considera, son en parte responsables de que la ocupación de las veredas

céntricas por parte de los ambulantes no llegue a su fin.

A un año y medio de ese anuncio, el predio está listo,

cómo mostró diariouno.com.ar, pero sigue sin ocupantes porque las partes

todavía no se ponen de acuerdo.

Los vendedores, por un lado, se niegan a trasladarse hasta que haya lugar para todos. El

predio tiene espacio para 117 comerciantes y los que quieren sacar de la calle son 200 en total.

"Nosotros no nos vamos a mudar hasta que les den un lugar a los 80 vendedores que no entran

en el predio", aseguró a este portal María Herbozo, una de las representantes del grupo.

La comuna, en tanto, aseguró que el predio está "casi listo" y que sólo falta "que los

comerciantes se organicen".

"Hemos avanzando bastante en negociaciones en cuanto a la organización por todo lo que

implica el traslado, ya que requiere de una organización interna de los vendedores y para eso

estamos teniendo charlas, reuniones. Seguramente en un tiempo más se podrán mudar", aseguró Sandra

Gómez, secretaria de Gobierno.

Los vendedores, por su parte, manifestaron que desde principios de marzo –cuando se

reunieron con funcionarios de la comuna- no tuvieron novedades sobre el tema.

"Nos pidieron que presentáramos un proyecto de lo que queríamos, y lo hicimos. Les dimos el

presupuesto para alquilar el local de Tiendas Castellanas para que allí se pudieran instalar el

resto de los vendedores, quedaron en que nos iban a contestar y nunca más nos llamaron", explicó

Julio Zabala, otro representante del sector.

Al dilatado conflicto se le suma una arista más y es que los vecinos de la zona donde se

instaló el predio para el futuro mercado persa no quieren que los ambulantes se muden porque aducen

que esto perjudicará a los habitantes de la zona residencial.

Dejá tu comentario