Mendoza
Luego de visitar el CEO, se debilita la posibilidad de comprobar la acusación de espionaje que hizo el vicegobernador. Las versiones taquigráficas arrojan contradicciones. Habrá más testimonios.

La investigación por la denuncia de Racconto no arrojó pruebas

Por UNO

Las imágenes de la cámara instalada frente al despacho del vicegobernador Cristian Racconto, que vieron los legisladores, no aportan datos concluyentes que permitan verificar la existencia de espionaje. Este es el resultado preliminar al que llegaron los miembros de la comisión investigadora que se trasladó hasta el CEO (Centro Estratégico de Operaciones), ubicado en el Ministerio de Seguridad. Desde allí se controlan las imágenes de todas las cámaras instaladas en la provincia.El famoso aparato sólo accede un rincón del despacho del vice, el extremo noreste desde donde sólo se podrían ver las personas que ingresan, siempre y cuando esté la ventana abierta. Si la ventana está cerrada, el vidrio impide ver el interior; mientras que si las hojas están abiertas, sí es posible distinguir personas dentro del despacho.Normalmente las cámaras instaladas en la vía pública tienen un tours (un recorrido) amplio de la zona. En este caso ésta recorre los 360 grados tomando la plaza Independencia, la calle Patricias, la peatonal y las ventanas de la vicegobernación.El sistema permite también detener la cámara en un objetivo y hacer una aproximación tan precisa que se puede identificar una cara a 250 metros. Esta es la demostración que hicieron los operarios del sistema ante los legisladores, primero, y ante los periodistas, después, para mostrar el funcionamiento.También remarcaron que el acceso a las salas desde donde se pueden ver los registros de las cámaras y la manipulación del material de video es restringido y controlado mediante claves de seguridad.Con esto explicaron que “no cualquiera puede ingresar a la sala y manipular un jostick para mirar cualquier cosa”.La visita estuvo guiada por el jefe de Gabinete del ministerio, Eduardo Bauzá, y los legisladores que permanecieron cerca de una hora comprobando el manejo de los aparatos fueron el presidente de la comisión Néstor Parés (UCR), Roberto Pradines (PD), Gustavo Arenas (PJ), Daniel Cassia (PJ disidente), Luis Petri (CONFE).Luego de acceder a las imágenes y escuchar varios testimonios, los legisladores transmiten la sensación de tener “las manos vacías”.Hasta ahora los intentos por tratar de verificar si se ha producido espionaje en torno al vicegobernador Cristian Racconto han sido infructuosos.Inicialmente, los legisladores iban a ver los archivos de las imágenes de la cámara en cuestión, pero como esto supone un trabajo muy largo, porque hay que revisar archivos desde el 4 de marzo –día en que se instaló la cámara– hasta la fecha, decidieron pedir un informe a la Justicia.El fiscal especial Santiago Garay, que investiga la denuncia ha estado durante tres días –junto con sus auxiliares– en el CEO mirando los videos para detectar imágenes que prueben las sospechas de Racconto. Por lo tanto, los legisladores decidieron pedir un informe de lo visto en los videos al fiscal para evitar hacer el trabajo de nuevo.Habrá versiones encontradas La última etapa de los testimonios será citar al secretario de Racconto, Mariano Iturralde, y al chofer Hugo Nochita el miércoles 26 a las 8.30. Estas declaraciones van a contradecir los dichos expresados por el oficial inspector jefe de la custodia Jorge Aguerre, que acompañó a Aranda a la comisión investigadora. En esa oportunidad, Aguerre precisó que la custodia se enteró de la llegada de Racconto a la provincia luego de sus vacaciones por boca de Nochita. “Nos enteramos de que el señor vicegobernador llegaba a la provincia porque el señor Nochita llamó al teléfono asignado al equipo de trabajo que protegía al señor vicegobernador y les informó: ‘Muchachos, mañana a las 7.30 tienen que pasar a buscar al señor vicegobernador’, recordó Aguerre ante los legisladores, según consta en la versión taquigráfica.Este hecho fue uno de los que el vice señaló como “inquietante” porque no entendía por qué la custodia estaba en la puerta de su casa apenas había llegado de sus vacaciones. Para Racconto demostraba que la custodia manejaba información sobre sus pasos, cuando no había tomado contacto con ellos.El miércoles Nochita va a negar que haya sido él quien avisó a la custodia.Esto producirá una contradicción más entre los testimonios aportados a la comisión.Hubo otro punto donde anteriormente también se produjeron diferencias en el relato de este conflicto. Y tiene que ver con los dichos del vicegobernador frente a la comisión. Racconto negó ante la comisión haber hablado de “espionaje” y de tener “falta de confianza” hacia la custodia que quería remover.“Te tengo vigilado”, le iban a decir a Racconto Nunca pensaron que el chiste se iba a convertir en un conflicto. El 18 de mayo cuando el ministro de Seguridad, Carlos Aranda, asistió a la comisión investigadora con buena parte de su gabinete para explicar detalles de la denuncia de Racconto, contó una anécdota sobre la instalación de las cámaras.En el despacho del gobernador se instaló una terminal que le permite a Jaque acceder a las imágenes que las cámaras están registrando, un día, cuando el gobernador, el ministro Aranda, el jefe de Gabinete, Eduardo Bauzá, y otros colaboradores probaban el sistema vieron que la cámara daba al despacho de Racconto. Entonces, uno de los presentes en esa acotada reunión dijo: “Mirá ese es el despacho de Racconto”. Incluso “intentaron llamarlo para decirle en broma: ‘Te tengo vigilado’”, recordó Aranda ante la comisión de legisladores.Con esta anécdota Aranda quiso demostrar “que nunca hubo mala intención. No se veía nada, luego creo que el gobernador se comunicó con él”, señaló Aranda, según consta en la versión taquigráfica de la investigación.

Dejá tu comentario