Mendoza
Monseñor José María Arancibia presidió la celebración a la que asistieron Celso Jaque, Julio Cobos, Cristian Racconto, Víctor Fayad y todo el gabinete provincial.

La Iglesia llamó a la reconciliación y demandó solidaridad a la dirigencia durante el Tedeum

Por UNO

Se celebró en la basílica San Francisco el tradicional Tedeum, una celebración de agradecimiento aDios. Fue presidida por monseñor José María Arancibia y asistieron el gobernador Celso Jaque, el

vice Cristian Racconto y el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, y otros funcionarios. El

intendente de Capital, Víctor Fayad, también participó de la celebración en la que la Iglesia pidió

reconciliación y solidaridad.

"Debemos pensar vivir el bicentenario como ciudadanos y gobernantes en la búsqueda de una

supuesta madurez bicentenearia, del bienestar integral del pueblo edificado sobre las bases de la

verdad, la justicia, la reconciliación y la solidaridad, que son imprescindibles para una vivencia

de paz y amor", dijo durante su discurso la máxima autoridad de la Iglesia en Mendoza.

Y agregó: "No somos libres para satisfacer nuestros deseos. La libertad nunca debería dar

lugar al egoísmo, al rencor, a la indiferencia y a la falta de solidaridad. No debemos olvidarnos

de los pobres, las riquezas adquiridas pierden sentido si son acumuladas en beneficio de uno solo o

de unos pocos".

Como hace 200 años, donde se celebró el Tedeum junto a los miembros de la Primera Junta, la

Iglesia de Mendoza dio gracias a Dios por este Bicentenario de la Patria junto a todo el gabinete

provincial y una gran cantidad de público.

Dejá tu comentario