Mendoza
Voceros del Ejecutivo se encargaron de aclarar que Jaque sólo había sido sometido a un chequeo de rutina.

Jaque tuvo que ir al hospital antes del discurso

Por UNO

Previo a la Asamblea Legislativa para abrir el período de sesiones ordinarias, el gobernador CelsoJaque dejó boquiabierto a más de un mendocino el viernes a la siesta, cuando se difundió la noticia

de una supuesta internación en la Clínica de Cuyo, ubicada en Ciudad.

En cuestión de minutos trascendió que Jaque había sufrido una descompensación, que los

primeros aventurados se la adjudicaron a los sinsabores que la máxima autoridad provincial tuvo que

padecer la semana pasada por la pelea con su vice Cristian Racconto, sumados a los nervios previos

al discurso del 1° de Mayo.

Con el correr de las horas, voceros del Ejecutivo se encargaron de aclarar que Jaque sólo

había sido sometido a un chequeo de rutina.

"Llegó en su auto, y no en ambulancia, pasado el mediodía y se fue una hora más tarde. Le

realizaron análisis de sangre y una radiografía de pulmón, que es lo que el ministro de Salud,

Carlos Behler, le había recomendado tras notarlo con cierta congestión", aclaró a Diario UNO Pablo

Catania, vocero oficial, quien con eso desterró las versiones que señalaban una internación urgente

del gobernador.

¿Por qué la intervención médica fue solicitada un día antes de la apertura de sesiones? Según

Catania, porque Jaque estuvo toda la semana incubando un cuadro gripal y el viernes a la mañana,

cuando se cruzó con el titular de Salud, éste le habría preguntado: "¿Celso, hace cuánto que no te

hacés un chequeo general?", y la respuesta fue la visita del malargüino a la clínica citadina.

Recién mañana estarán listos los resultados de la consulta. Aunque, aparentemente, la vida de

la máxima autoridad local marcha sobre ruedas.

Es que, después de visitar al médico, el mandatario habría retomado su rutina con un "pastel

de papas hecho por su esposa" para almorzar antes de la siesta reparadora y la preparación de su

discurso, con la que ocupó la tarde del viernes.

Dejá tu comentario