Mendoza Martes, 20 de febrero de 2018

"Esto tiene que ser un ejemplo para parar con la imprudencia"

Fueron las palabras de Fernando uno de los sobrevivientes del trágico choque de TurBus.

Foto: Nicolás Bordón

Entre lágrimas, familiares de las víctimas fatales y sobrevivientes de la tragedia ocurrida el 17 de febrero del 2017, se mostraron en paz ante la condena a 20 años de cárcel al conductor del colectivo de TurBus Francisco Sanhueza. La Octava Cámara del Crimen, integrada por Alejandro Miguel, Luis Correa Llano y Ramiro Salinas, encontró culpable al chofer chileno de homicidio con dolo eventual de 19 personas, una calificación que, por lo general, no se toma para accidentes viales.

Quienes se encontraban en el Tribunal celebraron la condena ya que temían que el pedido de la fiscal de hacer prevalecer la calificación de "homicidio culposo" dejara en libertad a Sanhueza.

"Esto tiene que ser un ejemplo para parar con la imprudencia", dijo Fernando tras el fallo, quien sobrevivió a aquella fatídica noche pero perdió su brazo.

"Estoy conforme, nada más. Teníamos miedo que fueran menos años. Nos sentimos muy humillados por el pedido de la abogada", comentaron otros familiares.

"Nuestra lucha fue digna y dolorosa. Hemos conseguido algo que fue ejemplar, teníamos mucho miedo y dolor", dijo Fernando.

Dejanos tu comentario