Mendoza
Fue el resultado de la reasignación de recursos del hospital y de duplicar el tiempo de trabajo de los quirófanos durante 45 días. Desde el 1 de abril ya se practicaron 391 operaciones y restan 140.

En el Lagomaggiore bajó el 73% la lista de espera de cirugías

Por UNO

Las lista de espera en los servicios de cirugía del hospital Lagomaggiore se redujo 73% en sólo 45días, a fuerza de que los quirófanos disponibles trabajaran el doble, de renegociar con el equipo

médico los honorarios por horas extras y de disminuir el gasto de hotelería, acortando los días de

internación previos al acto quirúrgico. Así, de los 531 pacientes registrados hasta fines de marzo

como destinatarios de operaciones de distinta complejidad, ya fueron operados 391. Hasta ahora

quedan por realizar otras 140 intervenciones.

La reasignación de recursos también tiene sustento en la modificación de los mecanismos de

compras y control de los medicamentos provistos a los pacientes, más la exigencia de que aquellos

que cuentan con obra social recurran a esa opción para obtener los tratamientos o bien que les sean

reintegrados. Con esa masa de dinero, desde la dirección del hospital lograron responder a la

demanda de cirugías y pagar los costos que implica tener abierto el centro asistencial por más

tiempo.

Los datos fueron dados a conocer por el ministro de Salud, Juan Carlos Behler, quien pudo

demostrar que es posible terminar con las listas de espera, tal cual se había comprometido a

principios de abril. En ese momento, se calculaba que había alrededor de 2.000 personas aguardando

una intervención, pero con el paso de los días y la revisación de cada uno de los hospitales de

referencia, ese número se elevó a 3.900 casos.

Según el ministro: "En el Lagomaggiore nos habíamos puesto la meta de 90 días para reducir el

listado de pacientes en espera, llevando más de la mitad de personas atendidas, podemos empezar a

realizar este mismo modelo en el Central o el Notti. Por eso, a fines de junio es probable que ya

lo encaremos en esos hospitales".

Roberto Correa, director del Lagomaggiore, explicó: "Esto no es una cuestión de voluntades,

es solamente gestión. Por ejemplo, en el tema medicamentos les pedimos a los profesionales que

usaran el vademécum de monodrogas que tiene la farmacia, porque suele ocurrir que los profesionales

influenciados por los laboratorios, los congresos o las modas, imponen un tipo de fármacos, siempre

buscando el bien del paciente. Entonces, terminamos comprando medicamentos todos los días y este

tipo de cosas, cuando uno suma, es un monto muy importante de dinero que podemos usar en otra cosa".

Casi $100 millones para gastar

El Lagomaggiore tiene un presupuesto anual de $82 millones, pero en la práctica, puede llegar

a ser de $100 millones, según información del Ministerio de Hacienda.

Con este método de auditar cada uno de los servicios, Correa cree que podrá ahorrar cerca de

$3 millones. Pero aclaró: "Mi idea no es ahorrar, mi compromiso no es ese. Yo voy a gastar todo el

presupuesto, pero dando servicios".

Otro punto clave para el funcionamiento pleno del servicio quirúrgico son los honorarios,

tanto de los cirujanos como de los anestesistas. En este caso, Correa tomó como referencia los

nomencladores, para no competir con el sector privado.

"A los anestesistas les pagamos según el nomenclador, pero con un descuento para el hospital,

porque ellos afuera deben llevar su propia tecnología para operar, acá los quirófanos tienen todo.

A los médicos, hay un monto global que ellos se distribuyen según la cantidad de operaciones que

hicieron".

Convocan a las mujeres que desean ligarse las trompas

Por poseer la maternidad más importante de Mendoza, el Lagomaggiore tiene una lista de espera

de alrededor de 100 mujeres que han manifestado su voluntad de realizarse una ligadura de trompas,

según la posibilidad que les brinda la Ley de Salud Reproductiva.

En este contexto de reorganización de los 11 quirófanos, dos de los cuales pertenecen

exclusivamente a maternidad, el hospital amplió también el funcionamiento de esas salas de

operaciones por la tarde.

Por ello, desde el servicio de Obstetricia y Ginecología propusieron convocar a todas las

mujeres de la provincia que estén esperando un turno en otros nosocomios para realizarse la

intervención laparascópica en el Lagomaggiore.

Se trata de una técnica no invasiva que necesita una pequeña incisión a la altura del

ombligo.

Jorge Sarruf, jefe del servicio de Obstetricia, sostuvo que "se habla muy bien con la

paciente y se le explica que es una intervención casi irreversible, porque de lo contrario unir

otra vez las trompas es algo muy difícil y costoso. La idea es hacer esta cirugía con mayor

frecuencia. Para esto, tengo disponible el recurso humano y más horas de quirófanos. Además, es la

maternidad con mayor experiencia en las cirugías maternas como para encarar algo de esta magnitud".

El objetivo es comenzar en dos semanas a recibir a las pacientes originales del Lagomaggiore

y después extender la atención al resto de la provincia.

"El mayor inconveniente que tenían las mujeres, en general de muy bajos recursos, es que

cuando se les daba un turno era a los 8 o 9 meses de la consulta por la ligadura. Cuando les

tocaba, ya estaban embarazadas de nuevo", explicó Sarruf.

"Con esta medida, vamos a hacer efectivo el derecho de una salud reproductiva para estas

mujeres y todas aquellas que decidan acudir a este método anticonceptivo", dijo.

Dejá tu comentario