Mendoza Domingo, 14 de febrero de 2016

Emotiva despedida al marino mendocino que murió en la Antártida

Familiares y amigos de Alejandro Schneiter le rindieron homenaje en la sede del Liceo Militar. Se esperan los peritajes para determinar las causas del deceso.

Alejandro Schneiter, el médico mendocino de 39 años que murió en la Antártida hace tres semanas en circunstancias que todavía no están claras, recibió sepultura tras un emotiva ceremonia de despedida realizada en la sede del Liceo Militar en la mañana de este sábado.

El triste momento que sufre la familia fue acompañado por una gran cantidad de amigos que Alejandro supo ganar cuando jugó al rugby, estudió medicina y fue parte de los fanáticos de las motos.

El dolor de los padres

Su mamá, Cristina, expresó todo su dolor a través de Facebook, donde escribió: "Ya no estás más entre nosotros, mi Negrito querido!!!. Quiero que sepas que fuiste un hijo tan querido y tan especial, y me he sentido tan orgullosa desde que te llevé en mis entrañas, y naciste y creciste dándome siempre alegrías, rodeándote de gente querida!!!. Porque así eras vos, abrías tu corazón grandote y allí albergabas todo tu amor!!! Te estoy extrañando tanto que no se cómo haré para vivir sin uno de mis tres queridos hijos!!!".

En tanto su papá, Arturo, explicó que esperan los resultados de la autopsia para saber exactamente por qué falleció sin ser evacuado del buque Castillo, al agravarse un cuadro de fiebre y diarrea que aparentemente había comenzado antes de salir a alta mar y que fue corroborado por un médico del hospital de Ushuaia, donde se le recomendaba hacer reposo.

Incluso antes de embarcarse Alejandro habló con su familia y le contó que se sentía mal y que prefería no emprender ese viaje. Sin embargo, a la pregunta de su papá de por qué no se quedaba le contestó: "Porque no me queda otra que hacerlo".

Lo que ahora quiere saber Arturo es por qué no tenía otra opción si el procedimiento indica que estando enfermo no debía subir al barco.

Este y otros interrogantes se abrieron luego del deceso del marino, como por ejemplo ¿por qué no fue evacuado al continente o hasta la base Marambio, donde pudo haber recibido una mejor atención médica, si existió la posibilidad cierta de hacerlo, ya que entre el 23 y 24 de enero el ministro de Defensa de la Nación, Julio Martínez, estuvo visitando las distintas bases antárticas, y contaban con transporte aéreo disponible?

"Lo primero que he podido saber de la autopsia es que mi hijo no recibió resucitación artificial porque el barco donde viajaba es del año 1942 y no tenía este elemento ni había calefacción", explicó Arturo.

De todos modos, con los testimonios que poco a poco va recogiendo la familia Schneiter es posible que la visita del ministro haya sido un obstáculo para el traslado urgente del marino.

"Yo no tengo nada contra la Armada, ni contra el ministro. Creo que ni se enteró de lo que pasaba, pero creo que el jefe de la base, Luis López, sí sabía y sí podría haber decidido el traslado. Creo que privilegiaron el protocolo a salvar la vida de una persona. Lo único que quiero es que estas personas no pertenezcan más a la fuerza", señaló.

De ahora en adelante lo que queda por hacer es continuar el proceso judicial para determinar las responsabilidades sobre la muerte de Alejandro Schneiter.

"No tengo nada contra la Armada o el ministro de Defensa, que creo que ni sabía lo que estaba pasando, pero el jefe de la base sí sabía y podría haber decidido el traslado" (Arturo Schneiter, padre).

Más noticias