Mendoza Jueves, 6 de abril de 2017

El protocolo para tormentas extremas en Mendoza sigue en veremos

Hace casi tres años que se sancionó la ley que establece una guía para actuar en sucesos graves como el del martes.

Su auto se abolló o el de un conocido suyo, o se le partió el parabrisas. Todo eso se podría haber evitado (o prevenido, por lo menos), quizás si se hubiera aplicado el procedimiento para actuar ante fenómenos meteorológicos extremos, algo que establece la ley 8.692, que se aprobó por unanimidad en julio de 2014, que se promulgó en setiembre de ese año y que inexplicablemente no se aplica.

La norma establece, entre otras cosas, la creación del centro único de información meteorológica (CUIM).

Pese a que el nombre sugiere un lugar enorme, lleno de tecnología, el CUIM no implica un lugar físico ni dinero.

Implica, en realidad, una reunión entre profesionales del Conicet, del Servicio Meteorológico Nacional y de Contingencias Climáticas para, ante un fenómeno extremo, elaborar un parte único.

El objetivo es que ese parte pueda ser consultado por cualquier ciudadano en una página web.

Así se evitarían informaciones cruzadas, opiniones de personas no profesionales, entre otros.

Sería una suerte de Biblia de los fenómenos meteorológicos extremos como el viento Zonda severo, tormentas de nieve o granizo como la que se dio el martes por la noche en Mendoza, olas de calor o de frío prolongadas y heladas tardías.

Más promesas

A casi tres años de la sanción, la ley no se aplica. Sin embargo, el jefe de la Policía de Mendoza y el director de Defensa Civil, Roberto Munives, dijo que está todo preparado para la implementación.

"Ahora tenemos que reglamentar la ley, lo que queda es protocolar", explicó Munives.

Palabra autorizada

Alguien que insiste de forma recurrente sobre la implementación de la ley es el doctor Federico Norte, columnista de Nihuil, quien no comprende por qué no se aplica aún, ya que la aprobación contó con el apoyo de todos los partidos políticos de entonces y no es algo partidario, sino una política de Estado.

"Lo que dice la ley es que en casos de emergencia elaboraríamos una única información oficial, que la haríamos meteorólogos egresados como tales y no personas que hablan del pronóstico. Fenómenos como los del martes a la noche van a ser cada vez más frecuentes y este año va a ser movido. Es importante que se aplique la ley", agregó Norte.

Uno de los más perjudicados

Junto con San Carlos, Guaymallén fue el departamento más hostigado por el granizo del martes.

Las imágenes del Mendoza Plaza Shopping, de La Barraca Mall, de las calles y las casas fueron elocuentes: mostraron destrozos de grandes proporciones.

Eso se tradujo en 50 evacuados, que fueron alojados en el polideportivo Nicolino Locche, informaron las autoridades del departamento.

Otros 100 se autoevacuaron y se refugiaron en casas de vecinos o allegados.

"Fenómenos como los del martes a la noche van a ser cada vez más frecuentes. Este año va a estar movido. Es muy importante que apliquen la ley" Federico Norte, doctor en meteorología.

6% del promedio anual. Es lo que precipitó el martes entre las 18 y las 23 en Mendoza. En El Plumerillo cayeron 13 milímetros y en el parque General San Martín, 8.

Más noticias