Mendoza
El 41,6% de los afectados son mujeres y el 47,5% de los pacientes allí atendidos tienen entre 21 y 40 años.

El 12,4% de las atenciones en la guardia del Hospital Central es por droga

Por UNO

Un estudio realizado por el Plan Provincial de Adicciones reveló que el 12,4% de las personas que

ingresaron a la guardia del Hospital Central durante el 2009 lo hicieron por protagonizar hechos

bajo el estímulo de diferentes drogas.

El trabajo, que se realiza cada dos años, muestra una baja con respecto al 2007 (donde, de

cada 100 personas, 14 llegaban con situaciones vinculadas al consumo de sustancias), aunque es

ampliamente superior a lo que ocurrió durante el 2005, cuando la cantidad de casos que llegaron al

centro asistencial no superó el 10%.

Mauricio Vezzoni, titular del Plan Provincial de Adicciones, dependiente del Ministerio de

Salud, aseguró que le llamó la atención la baja en la atención de los casos en el 2009, y lo

relacionó con que hoy se habla abiertamente de las adicciones y que hay más concientización por

parte de las personas. "No es que no haya consumo, sino que muchos tratan de cambiar sus hábitos y

comportamientos", aseveró.

Otro de los puntos que resaltó el funcionario es que, de las 100 consultas por mes que se

realizaban en el 2007, se pasó a tener entre 600 y 700. "Esto se debe a que en el transcurso de

esos dos años se habilitaron cinco nuevos centros de atención para el tratamiento de esta

problemática y se pasó a contar con siete en toda la provincia", sostuvo Vezzoni.

Lo que más les preocupa a las autoridades es la edad en la que se comienza con el consumo de

lo que llaman drogas portero. "Las edades de inicio rondan los 13 y los 14 años, generalmente con

tabaco y alcohol, aunque últimamente muchos están comenzando directamente con la marihuana", señaló

el director del Plan Provincial de Adicciones.

De hecho, el estudio realizado por el organismo público revela que esta última es la

sustancia más consumida, ya que pasó del 4,8% del total en el 2007 al 16,1% en el 2009, y es

seguida por el alcohol, la cocaína y, en menor medida, los inhalantes y los solventes. Aunque

también se aclara que en el 70% de los casos se utiliza más de una sustancia al mismo tiempo.

El funcionario destacó que, en la actualidad, los más jóvenes se mostraron más conscientes en

cuanto al uso de sustancias psicoactivas, "ya que el mayor registro de crecimiento de consumo se

dio en la franja de edades que va desde los 31 a los 50 años, con el 32,6%. Aunque igualmente, en

la actualidad, el 35,2% son chicos que no superan los 21 años".

Y agregó que "queda mucho por hacer todavía para tratar de detener este flagelo, pero se está

trabajando, se están dando respuestas; se habilitaron nuevos centros de atención y se realizan

campañas constantemente".

"No hay paco en Mendoza"

Uno de los puntos que dejó en claro Vezzoni fue que, si bien se atendieron 12 pacientes que

aseguraron haber consumido paco (llamada también pasta básica de cocaína, pasta base o PBC), no hay

circulación de esta droga en Mendoza.

"Prueba de esto es que en ninguno de los procedimientos realizados por el Ministerio de

Seguridad así como por Gendarmería se encontraron cocinas de esta sustancia ni rastro de la droga",

aseguró el titular del Plan Provincial de Adicciones.

Y agregó que "los mismos pacientes manifestaron que lo consumieron o lo consiguieron en otras

provincias, como Buenos Aires".

Quiero Ser

Quiero Ser se llama un programa que se lleva adelante en conjunto entre el Poder Ejecutivo

Nacional, la Sedronar y el Plan Provincial de Adicciones, que consta de tres etapas: capacitación,

monitoreo y evaluación-cierre.

"Se capacitaron 3.500 docentes y 60 mil niños de escuelas públicas de entre 10 y 13 años, por

ser la edad anterior al inicio en el consumo de drogas. Cada alumno tiene su manual, y se le enseña

cómo manejar la presión de grupos y la expresión de emociones. Se les hace un seguimiento desde

chicos", finalizó Vezzoni.

Dejá tu comentario