Mendoza
Siguen vigentes las restricciones, que en algunos casos se han profundizado. Además, es poca la variedad que hay en productos lácteos y galletas secas. La situación varía según la firma comercial.

Conseguir azúcar, manteca y aceite en los súper se convirtió en una odisea

Por UNO

En las góndolas de los súper y los hipermercados se mantiene la escasez de algunos comestibles, ytodo indica que la situación está aún lejos de normalizarse. Conseguir azúcar y manteca es casi una

misión imposible, en tanto que aceite hay en gran variedad, pero la venta está restringida a dos

unidades por cliente. Respecto de otros bienes, como galletas y lácteos, aunque no escasean, falta

variedad en cuanto a marcas y tamaños.

Esta situación de carencia comenzó con el azúcar en los días previos a Semana Santa, cuando

los supermercados colgaron el cartelito con la leyenda "Máximo: dos unidades por cliente". A partir

de allí, las estanterías vacías de este producto comenzaron a ser moneda corriente.

El precio, en tanto, fue aumentando de a centavos. Además, algunos supermercados permiten

actualmente cargar en el changuito sólo un kilo por cliente. Y en el caso de tener la suerte de

encontrarse con el producto, habrá que pagar entre $2,89 y $3,45, dependiendo de la marca y la

cadena comercial que se visite.

A la falta de azúcar se sumó al poco tiempo la de la manteca. Hoy, la mayoría de las góndolas

lucen desiertas de este producto y, como contrapartida, atiborradas de margarinas.

En el caso de tener la suerte de conseguir algún paquete, el cliente deberá conformarse con

llevarse uno de 100 gramos, ya que el clásico pan de 200 gramos brilla por su ausencia. Los precios

han acompañado esta escasez: este producto aumentó 8,5% durante abril pasado. El mismo porcentaje

corre para los quesos, aunque en este caso la escasez se nota sólo en aquellos que son de bajas

calorías.

En cuanto al aceite, si bien hay gran variedad de marcas y envases, las cadenas de

supermercados han decidido mantener la restricción para evitar que comience a escasear en las

góndolas. Hasta el momento, la estrategia parece ser efectiva ya que en ningún súper visitado por

este medio se notó que haya faltante. De todas maneras, según algunas fuentes consultadas, a las

cadenas se les está complicando conseguir el producto.

Así las cosas, los consumidores ahora deben pagar el producto un 10% más caro, ya que hace no

más de un mes el Gobierno nacional autorizó a las aceiteras a imprimir aquel aumento. A principios

de marzo, antes de que esto ocurriera, las góndolas comenzaron a vaciarse de algunas de las

primeras marcas, pero en la actualidad hay una amplia variedad para elegir.

Las razones

A esta altura, muchos lectores se preguntarán por qué faltan el azúcar y la manteca. En este

último caso, la explicación es que ha bajado considerablemente la producción de leche, lo cual

repercute en la elaboración de sus productos derivados.

En cuanto al azúcar, básicamente, el faltante se explica por el aumento en la demanda y la

caída en la producción, debida principalmente a inconvenientes climáticos.

Distintas situaciones

Si bien la situación de desabastecimiento que se da con algunos productos es generalizada, el

escenario varía de acuerdo con el supermercado y la sucursal que se visite oportunamente.

En base a la recorrida realizada por este medio se pudo comprobar, por ejemplo, que si el

consumidor hubiera elegido ayer el Súper Vea de Barcala y Patricias Mendocinas de Ciudad para

comprar azúcar, se hubiera tenido que retirar con las manos vacías.

Distinta situación hubiera encontrado en el Walmart de Las Heras, donde podría haber elegido

entre azúcar Chamigo ($3) y Ledesma ($3,20), o en el Carrefour de la calle Colón. En este último

caso hubiera tenido que pagar $3,45 por un paquete de Santa Celia.

En cuanto a la manteca, la situación es similar en todas las cadenas: no se consigue la de

200 gramos y, con suerte, podría encontrarse alguna de 100.

La situación cambia de acuerdo con el supermercado

Súper Vea

Diferencias. Varía mucho según la sucursal. En algunas no hay azúcar y en otras sí hay stock.

Carrefour

Poca variedad. Por lo general tiene azúcar, aunque es común encontrar poca variedad.

Walmart

Dos marcas. Generalmente tiene dos marcas de azúcar, que vende con restricciones.

Makro

Poca. Hace tiempo que no ofrece variedad y habitualmente no tiene stock de paquetes

Dejá tu comentario