Mendoza
Eduardo Bauzá, jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, aseguró que "en ninguna de las causas mencionadas que leí en el diario (y que son cuestionadas en una denunca) se pagó recompensa”.

Cómo se solicitan y se pagan las recompensas y los reparos a la denuncia

Por UNO

El jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Eduardo Bauzá, explicó a diariouno.com.ar cómo es el procedimiento para el pago de recompensas, el pago de

información que ayuda a la investigación y qué se hace con los testigos de identidad reservada.

Bauzá contó que desde que asumió Carlos Ciurca (ahora ex ministro de Seguridad) por una

cuestión de orden se les pidió a los fiscales que sean ellos los que requirieran por oficio las

recompensas por lo que son los fiscales de las causas los que solicitan el pago de las mismas, "y

en ninguna de las causas mencionadas que leí en el diario se pagó recompensa".

Otro tema es el pago de información, "para eso la Legislatura vota una partida de fondos

reservados que es para información y recompensas. Se puede usar esa plata para ir investigando, y

la plata para el pago de información es de fondos reservados y se le rinde al Tribunal de Cuentas",

declaró el funcionario.

Este año la partida de fondos reservados es de 1.900.000 pesos, y la información que se

recauda en una investigación se paga de acuerdo a la importancia y veracidad de los datos

aportados, por lo que puede ir de 100 pesos a 5 mil pesos según decida el ministro luego de las

consultas que se hacen con el director de Policías y el director de Investigaciones. Luego ese pago

se rinde al Tribunal de Cuentas.

En el caso de testigos de identidad reservada, "por ahí ni se le paga información ni

recompensa, es un testigo que presta declaración en la Justicia y esta pide que se lo proteja,

muchas veces a través de un alquiler o del traslado con su familia a otra provincia, que también se

hace con dinero de los fondos reservados y se rinde al Tribunal de Cuentas"

El funcionario recordó que sólo una recompensa se pagó en lo que va de la gestión por el caso

Daniel Brusadín, un ferretero asesinado el 3 mayo de 2008 en su negocio de Villa Hipódromo, por lo

que se detuvo a un hombre que luego se escapó de

Contraventores junto a otros detenidos que tenían que ver con el asalto al Banco

Regional de calle San Martín, de Ciudad.

Para detener a Maximiliano Soria se ofreció una recompensa por la fuga de contraventores y se

pagó por solicitud del fiscal, explicó.

"No tenemos ningún problema en explicar nada, se le rinde todo al Tribunal de Cuentas,

también se aprobó toda la gestión 2008 y 2009. No vemos que haya ningún tipo de irregularidad",

remató Bauzá.

Dejá tu comentario