Diario Uno > Mendoza

Cayó el despacho de espumantes pero subió la inversión del sector

Si bien la crisis económica del año pasado hizo mella en el sector de los vinos espumantes, con unacaída en los despachos al consumo interno y de las exportaciones respecto de 2008, en el período

que va del 2005 a ese año se realizaron inversiones reales por más del doble de los 40 millones de

dólares que el Estado hubiera tributado en concepto del impuesto interno del 12,5% a este tipo de

vino. A su vez, en el mismo período creció de 81 a 115 el número de establecimientos elaboradores.

Desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y desde Bodegas de Argentina destacaron

que esta creciente inversión explica por qué el lunes pasado la presidenta Cristina Fernández

extendió por dos años la prórroga impositiva al sector.

"Lo que nos interesa rescatar es que estas inversiones están muy por encima de lo

comprometido con el Gobierno nacional, lo cual habla a las claras de que no hubo una especulación

en cuanto a la reducción de los impuestos", destacó al respecto el titular del INV, Guillermo

García. A su vez, reconoció la caída en los despachos y en los volúmenes exportados durante 2009,

aunque manifestó que las expectativas para este 2010 son muy buenas y que se espera recuperar los

niveles anteriores a los del año pasado.

"Indudablemente que si se comparara con los últimos años, el 2009 marcó una retracción por la

crisis internacional, pero en relación con las caídas en las ventas registradas en 2001-2002, que

llegaron al 50%, actualmente estamos en una situación muy buena", rescató el funcionario.

En concreto: hubo mayor inversión en el sector y aumentó el número de bodegas productoras de

champán, pero el año pasado las ventas en el mercado interno cayeron 13% y las exportaciones lo han

hecho en un porcentaje similar. Como contrapartida, se habrían facturado más de 150 millones de

dólares –aún no hay datos definitivos–, contra los cerca de 109 millones del 2008.

Menos despachos

El año pasado los despachos llegaron a los 212.062 hectolitros en el mercado interno y a

28.031 en el externo, cuando en 2008 en el primer caso se despacharon 243.775 hectolitros y en el

segundo fueron 32.213. Esta disminución en los volúmenes de ventas no se ve reflejada en la

facturación, la que ha registrado un crecimiento que ronda el 27%. "Quizás haya habido un aumento

de precios o productos que han ingresado a otro segmento, o bien ajustes de importes por el

incremento de costos", analizó el presidente del INV, quien a su vez destacó que este no es un

sector especulativo, lo cual "queda demostrado con las inversiones realizadas" en el marco de la

exención del impuesto interno de 12,5% a la comercialización del champán.

Mediante este beneficio se exceptúa a las bodegas de aquel pago a cambio de invertir en

mejoras tecnológicas y de infraestructura productiva de al menos el 25% del monto a recaudar por el

impuesto durante una década.

Esto se hizo por tramos: primero por tres años, luego en 2008 la Presidenta otorgó una nueva

prórroga por dos más y el lunes dio otra por el mismo período de tiempo.