Mendoza
Legisladores nacionales acordaron con Jaque ir por la derogación del decreto que prorroga los beneficios fiscales en provincias vecinas. Temor ante una nueva “puesta en escena”.

Avanzó la estrategia mendocina contra la promoción industrial

Por UNO

Los legisladores nacionales mendocinos se reunieron ayer con Celso Jaque para analizar la

estrategia de Mendoza para

[/contenidos/2010/05/29/Jaque-anunció-que-presentará-un-amparo-contra-el-decreto-de-promoción-industrial-de-Cristina-0013.html]frenar la renovación de la promoción industrial en provincias vecinas. Del

encuentro quedaron dos certezas y una duda. En primer lugar, todos coincidieron en que se debe

derogar el decreto que prorroga los beneficios fiscales para La Rioja, Catamarca, San Juan y San

Luis, y en que la salida al conflicto es enteramente política. Los reparos –de la oposición,

obviamente– se centraron en si esta reacción del gobernador por conseguir apoyos para lograrlo es

una "puesta en escena".

Además se informó que el amparo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación se presentará

mañana y no hoy y que el Ejecutivo le propondrá alternativas al Gobierno nacional.

Los oficialistas Adolfo Bermejo, Guillermo Pereyra, Dante González y Patricia Fadel, los

radicales Ernesto Sanz y Mariana Juri, el demócrata Omar De Marchi y los cobistas Sergio Pinto,

Laura Montero, Enrique Thomas y Ricardo Manzur conversaron durante poco más de una hora y media con

Jaque para establecer la táctica mendocina en el Congreso de la Nación. Como era de esperarse por

su cercanía con los K, no participaron en el encuentro los diputados Jorge Pampa Alvaro y Omar

Félix.

El objetivo es evitar que siga su curso el decreto N°699/10 firmado por la Presidenta la

semana pasada, medida que permitirá prorrogar por 15 años más las quitas de impuestos a industrias

que se instalen donde rige la promoción.

Los decretos delegados, categoría a la que pertenece el 699, deben cumplir los pasos

previstos por la Ley N°26.122, lo cual implica su paso por la Comisión Bicameral de Trámite

Legislativo para luego ir al recinto, donde se vota por su rechazo o por su aceptación. Esta

comisión está compuesta por ocho legisladores oficialistas y ocho opositores, con lo cual la

mayoría de las veces sus decisiones resultan en empate.

Pero la situación se complica un poco más ya que en ella hay dos puntanos (Adolfo Rodríguez

Saá y Liliana Teresita Negre De Alonso, ambos por la Alianza Frente Justicialista) y un solo

mendocino (Enrique Thomas, por el Peronismo Federal, aliado al cobismo).

"Hay pocas vías de solución, pero no hay que agotar la instancia legislativa. Se puede

proponer también una ley derogatoria del decreto. La clave es actuar en todos los puntos posibles,

por la vía legislativa y por la vía judicial", opinó la senadora Montero.

Y agregó: "En la vía política tienen que estar todos los jugadores en la cancha, con el

gobernador a la cabeza, tratando de defender los intereses de la provincia como corresponde y yendo

con contundencia a pedir la derogación de este decreto".

Igual de medida que Montero fue la diputada radical Mariana Juri, quien afirmó que "acá hay

un tema político central e importante que es, además, aprovechar esta oportunidad para intentar

revertir la mala relación política que tiene el Gobierno nacional con esta provincia, porque la

verdad es que lo del decreto es nada más que un ejemplo de muchas otras postergaciones que ha

tenido Mendoza".

Los más desconfiados

Quienes patearon el tablero fueron De Marchi y Thomas. Ambos manifestaron su preocupación

porque esta movida de Jaque sea una "nueva puesta en escena". El demócrata dijo esperar que "esto

no sea una nueva puesta en escena del gobernador porque lo que ha pasado ahora no es ni más ni

menos que una conclusión de una política de entrega de los intereses de la provincia desde hace

mucho tiempo. La solución para este asunto es plantear la derogación lisa y llana del decreto 699".

El ganso recordó que la semana pasada presentó un proyecto de ley en este sentido, al tiempo que

propuso que, de fracasar todas las estrategias, "Mendoza recupere el 15% de los recursos que cede

anualmente vía ANSES. Esto es alrededor de 600 millones de pesos con los cuales podría generar su

propio régimen de promoción industrial".

En la misma línea se manifestó Thomas al decir que "la última vez que el gobernador me

convocó fue hace un año y medio en el acuerdo social por la seguridad y eso no tuvo ninguna

continuidad. Reafirmo lo que han dicho algunos colegas en el sentido de que el gran temor es que

esto sea una puesta en escena. Creemos que ésta es una oportunidad brillante para que de una vez

por todas terminemos con este tema".

Patricia Fadel, en tanto, ofició de escudera de Jaque al fundamentar su defensa en que "(lo

de la puesta en escena) puede ser un sentimiento pero creo que el gobernador es muy respetuoso y

nunca da un paso hacia adelante si no tiene pensada la actitud que hay que tomar ante el Gobierno

nacional. Nosotros hemos tomado una actitud fuerte, hemos salido en todos los medios nacionales, y

esto repercute directamente en la política nacional. Creo que el gobernador no haría algo así si no

estuviese dispuesto a pelear en serio por los intereses de Mendoza".

Dejá tu comentario