Mendoza Sábado, 3 de junio de 2017

A un año y medio de su rotura, aseguran que el puente de la Ruta 7 estará listo en agosto del 2018

La estructura que se derrumbó por un alud entre Potrerillos y Uspallata comenzará a reconstruirse en agosto. La ejecución de la obra llevará un año y costará alrededor de $30 millones.

El puente de la ruta a Chile entre Potrerillos y Uspallata que se cayó el 1 de febrero de 2016 estará reconstruido como máximo en agosto de 2018, es decir dos años y medio después del derrumbe. Así lo aseguraron desde Vialidad nacional.La obra ya fue adjudicada a la empresa Green SA, que hasta diciembre del año pasado tuvo a cargo la concesión del mantenimiento de la ruta 7.Los ingenieros y profesionales de Vialidad diseñaron el proyecto base, que propone un puente más seguro que el anterior, que fue edificado hace más de 50 años.Pero la empresa que se quedó con la obra presentó a las autoridades del organismo un proyecto todavía más seguro.Ante esa propuesta, que es una ampliación de obra, el organismo se tomará entre uno y dos meses para definir si hacen falta esas mejoras. Una vez que decida, comenzará automáticamente la construcción del puente, que llevará 12 meses de ejecución.Es por eso que la finalización del trabajo llevará como máximo 13 meses desde ahora, ya que esta semana se hizo la presentación de la empresa ante Vialidad.GastoEl monto de la obra originalmente se estableció en $28.700.000.Si se llega a aceptar la propuesta de la constructora, la cifra podrá subir máximo 20% porque así lo establece una normativa del organismo, o sea $34.440.000. Sin embargo, informaron desde Vialidad a UNO que en el hipotético caso de que se acepte la propuesta la cifra no superará los $31.000.000.Rasgos de la obra"La propuesta que hicieron es la de un puente más reforzado que el del proyecto original. Pero en ambos casos tiene protección aluvional y protección de cauces. La base de los pilotes que van a sostener el puente será de hormigón. Antes estaban sobre la tierra directamente", agregaron desde la dirección. Lo que explicaron también es que cuando en su momento se hizo el otro puente los cauces eran de una manera. En cambio, ahora, a partir de la adquisición de los terrenos por parte de varios privados, los cauces mutaron y por eso hubo que hacer nuevos estudios en ese sentido. Son estudios de suelos, que son lo que dilataron la conclusión de la propuesta base. Con el by passAtención conductores. Mientras se haga la construcción del nuevo puente, la circulación vehicular seguirá como hasta hoy, a través de un by pass. El tránsito se cortará eventualmente por un breve tiempo.

Más noticias