Economia Viernes, 31 de agosto de 2018

Se armó en el Concejo Deliberante de Rosario por el dólar

"Sé que me va a interrumpir porque voy a utilizar malas palabras, señor presidente, pero la verdad que todo se va a la mierda", disparó un concejal.

El Concejo Municipal de Rosario vivió una de las sesiones más calientes de los últimos años en medio de la fuerte suba del dólar el jueves, con duros cuestionamientos de un sector opositor a los integrantes de la bancada de Cambiemos.

"Sé que me va a interrumpir porque voy a utilizar malas palabras, señor presidente, pero la verdad que todo se va a la mierda", enfatizó durante la sesión el titular de la bancada de Ciudad Futura, Juan Monteverde.

El edil de izquierda apuntó con dureza a los integrantes de la bancada de Cambiemos, en especial a quien la encabeza, Roy López Molina.

"Estamos frente a una de las devaluaciones más brutales después del 2001 y la verdad es que no podemos cerrar una sesión de este cuerpo como si nada", planteó Monteverde.

Y dirigiéndose a los presentes en el recinto, público incluido, exclamó: "Estos tipos no nos van a dejar país".

"Diríjase al presidente", le exhortó, el titular del Concejo, el macrista Alejandro Roselló mientras López Molina comenzaba a moverse como para levantarse de la banca.

Monteverde, que lo tenía a tres sillas de distancia, subrayó: "Aquí hay uno que casi no participa de la sesión y se la pasa con el celular".

"Cobrás 90 lucas, López Molina, rata, y con lo que valen tus zapatos viven tres familias", enfatizó Monteverde, según publicó el diario La Capital, mientras el macrista ya se acercaba a uno de los laterales del recinto seguido por sus compañeros de bancada.

"Opiná de lo que está pasando en el país, López Molina, no te escondás", siguió a los gritos Monteverde.

"Lo están destruyendo y no tenés la valentía de quedarte a debatir. Se creen los dueños de los votos pero el año que viene no los va a votar nadie", pronosticó.

Además, agregó: "Cuando la gente venga a prender fuego este edificio, yo voy a estar con la gente y con la nafta".

Y culminó: "Hagamos algo, no le entreguemos la ciudad y la provincia a estos delincuentes que hacen que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres".