El Banco Central fijó un rendimiento mínimo para los plazos fijos menores a un millón de pesos. Las entidades bancarias deberán pagar un interés a los ahorristas que no podrá ser menor al 70% de la tasa política monetaria. Al cierre de esta semana el interés que deben se debe pagar por los mencionados depósitos a plazo fijo es del 38%. La tasa para los plazos fijos no podrá ser menor al 26,6% anual.

Te puede interesar: Un joven murió repentinamente en la calle e investigan si fue por coronavirus

La autoridad monetaria decidió esta acción luego de varias jornadas de subas en las cotizaciones alternativas del dólar. En ella están incluidas solamente las personas físicas. Es decir, una empresa no puede hacerlo.

Desde el lunes todos los bancos deberán elevar sus rendimientos para los ahorristas, día en que entra en vigencia la medida. Según la información que publica el BCRA en su web, el Banco Nación estaba pagando 21%, el Provincia de Buenos Aires, el BBVA y el Ciudad 20% y otros bancos de primera línea ofrecían tasas aún menores. Tanto es así que el BCRA, en su informe diario, registró este viernes una tasa promedio para plazos fijos minoristas de 18,48%. Paradójicamente, el nivel de la tasa Badlar para entidades privadas, que remunera plazos fijos de 1$ millón, se ubicó levemente por debajo: 18,25%.

El nuevo piso de las tasas estipuló además que la tasa mínima será de aplicación en la medida que “el total de depósitos a plazo fijo por persona humana en la entidad financiera no supere, a la fecha de constitución de cada depósito, el límite de $1 millón. Cuando se trate de imposiciones a plazo fijo constituidas a nombre de dos o más personas humanas, el monto del depósito se distribuirá proporcionalmente entre sus titulares”, aclara la norma.

Según datos oficiales, en los últimos 30 días los depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado habían registrado una fuerte caída, superior al 9% en valores nominales, a la que debe sumarse una inflación superior al 3%. En el último mes, el stock cayó de $1,53 billón a $1,39 billón.

Las tasas de los plazos fijos no tenían regulación alguna desde diciembre de 2015, cuando se dispuso que los bancos las podían establecer sin restricciones.

Por otra parte, el BCRA tomó otras medidas destinadas a sostener el nivel de los depósitos, sobre el final de una semana en que las cotizaciones alternativas del dólar, como el “contado con liqui” o el dólar Bolsa, agrandaron la brecha en relación con el valor del dólar oficial.

El “contado con liqui” se ubicó en $103,42, y había llegado a tocar los $114 en el inicio de la semana. Asimismo, la jornada cambiaria registró también una suba del dólar blue que operó en torno a los $100. Esta última cotización, aseguran los operadores, es difícil de establecer por tratarse de un mercado informal.

Toda la tensión cambiaria, además, se produjo en el marco de un estricto control de cambios vigente desde septiembre del año pasado, por el cual los ahorristas solo tienen acceso a U$D 200 por mes para atesoramiento, a lo que se añade un impuesto del 30%.

Además, el mercado cambiario venía funcionando con la expectativa de la presentación de la oferta del gobierno argentino a los acreedores de la deuda pública, incógnita despejada en la tarde del jueves.

Dejá tu comentario