Diario Uno > Sociedad > Docentes

La odisea de los docentes jubilados para cobrar el 82% móvil

Se trata de un conflicto histórico que ha llevado a los docentes jubilados y el SUTE a estar largos años en la Justicia para poder cobrar el 82% móvil

La pandemia no hizo más que dilatar una larga lucha que llevan adelante los docentes jubilados de Mendoza que debieron judicializar sus casos para poder percibir el 82% móvil. La espera de una resolución a este conflicto, que se inició en 2002 y llegó a la Justicia en 2005, ha sido tan cruel que algunos de los titulares ya han fallecido: el resto de los 4.000 expedientes guardan pocas esperanzas de llegar a cobrarlo en vida y sentirse dignificados.

Cuando la feria judicial llegue a su fin, el plazo de 120 días hábiles que tenía la Oficina Técnica Previsional de Mendoza para hacer entrega a la ANSES de las liquidaciones de cada uno de los afectados estará más cerca de cumplirse. En caso de que esto no ocurra, serán los cálculos realizados por el SUTE los que servirán como referencia para el pago.

Te puede interesar...

Fue en 1996, bajo la presidencia de Carlos Menem, que Mendoza transfirió la Caja de Jubilaciones a la Nación. A partir de esa fecha, los docentes que accedían a su jubilación no lo hacían bajo el régimen del 82% móvil. En 2005, luego de que la Corte Suprema de la Nación sentara jurisprudencia con un fallo que instaba a la restitución de este cálculo, el SUTE inició un reclamo formal. En Mendoza, fue en 2014 que se conoció el primer expediente con sentencia de primera instancia y recién en 2016 un caso obtuvo sentencia firme en segunda instancia.

Actualmente, son 800 expedientes sobre los que tiene representación el sindicato, cada uno engloba a grupos de alrededor de 20 personas. Según Vanesa Rodríguez, dirigente gremial abocada a este tema, la mayoría de ellos ya cuenta con una sentencia firme en segunda instancia y están listos para cobrar los haberes pero, al no tener un monto calculado, esto se ha retrasado.

"No se trata de una cuestión partidaria, la excusa de no contar con las liquidaciones les ha servido a todos los gobiernos para dilatar el tema del pago", aseguró Rodríguez, quien sumó que se están manteniendo reuniones periódicamente con ANSES regional Cuyo: "Intentamos destrabar esta situación".

Hasta el momento, son pocos los registros de los docentes jubilados que han logrado cobrar la jubilación bajo este régimen y el correspondiente retroactivo. "El año pasado tuvimos noticias de una persona a la que le acreditaron un monto irrisorio, alejado de los cálculos que nuestro equipo técnico estableció. Y nos encontramos además con que le congelaron los haberes y no se actualizaron los nuevos aumentos. Tuvimos que iniciar un trámite y finalmente se normalizó pero esto deja en evidencia que se trata de un maltrato sistemático", se quejó la sindicalista sobre todos los obstáculos que surgen en el proceso.

"Lamentablemente muchos han fallecido y otros preguntan si van a llegar a disfrutarlo. Es triste porque se los ha condenado a vivir en la pobreza con jubilaciones que están por debajo de la mínima. En el resto de los casos, están muy alejado del 82% móvil, cuando tienen el mismo cargo y función atado al activo, como lo contempla la Ley provincial de Jubilación Docente", aseguró Rodríguez.