País Viernes, 22 de enero de 2016

Macri admitió que la negociación con fondos buitre "no están yendo bien"

Además anticipó que el Gobierno permitirá que el FMI audite las cuentas públicas.

El presidente Mauricio Macri reconoció este viernes que las negociaciones con los fondos buitre "no están yendo bien", y anticipó que el Gobierno permitirá que el FMI audite las cuentas públicas. "Las negociaciones entre Argentina y sus acreedores que no aceptaron un canje de deuda no están yendo tan bien, aunque todavía podría haber un acuerdo a principios de este año", sostuvo el jefe de Estado. Macri anunció también que "ya dio la instrucción" a su gabinete para que avance "lo antes que se pueda" en volver a "cumplir con el artículo 4 del FMI", que permite a ese organismo crediticio auditar las cuentas públicas del país, algo que fue vedado durante la administración kirchnerista. "No permitir eso fue absolutamente en detrimento del país, porque generó falta de confianza", subrayó. En diálogo con periodistas que cubren el Foro de Davos, Macri puntualizó que el mayor punto de fricción en la discusión con los holdouts "es el tema de las penalidades sobre los bonos en default". Además, el primer mandatario consideró: "hay un mundo en el que aún con los problemas que enfrenta, hay mucho dinero dando vuelta, mucha gente tomando decisiones y no estando acá (en Davos) los únicos que perdemos somos nosotros. El mundo continúa. Ha avanzado muchísimo, como nunca antes, en los últimos diez años y la Argentina estuvo ausente. Es nuestro beneficio estar acá". "Queremos ser parte, que inviertan en Argentina, que nos ayuden a desarrollar talento local. Esto hay que discutirlo acá. Esta cuarta revolución es un momento en que se dan cartas de vuelta, y para el que viene rezagado como nosotros es un muy momento en el que podemos sacar ventaja", enfatizó. En consecuencia, Macri justificó haber participado del Foro de Davos, que culmina este viernes: "sabiendo la importancia de este lugar, me infiltré la costilla rota. Es un evento en el que no podíamos estar ausentes y la verdad es que hemos casi sido la única buena noticia en esta semana con todo lo que ha pasado en los mercados", comentó. Y añadió: "lo importante es haber ayudado al futuro de nuestro país y que esto se transforme en hechos concretos para que la Argentina pueda estar mejor". El jefe de Estado sostuvo también que en Davos "están los (empresarios) que ya están (en la Argentina), vi a muchos de ellos y han reiterado que van a invertir y los que no están en el país, me dijeron lo he querido conocer y se van entusiasmados con la idea de invertir en la Argentina". "El resultado de corto plazo pasa por los que ya están, eso va a llevar un año y medio hasta que se note, pero los que ya están, el petróleo, productos de consumo, han ratificado aumento de la inversión y poner todo su esfuerzo en crecer. Desde Dow, Coca- Cola, las petroleras, automotrices, servicios. He visto un clima muy bueno", resaltó. Este viernes, Macri compartió un desayuno de trabajo en el Hotel Seehof junto a empresarios argentinos y mantuvo entrevistas con los CEOs de Microsoft, BT Group y de Nissan-Renault; también disertó ante empresarios.