Mundo

Las imágenes mostrarían al líder asesinado con un disparo en su ojo izquierdo. El Gobierno estadounidense también sopesa si mostrará el video de cuando arrojó el cadáver al océano.

Obama aseguró que tiene fotos "secretas" del cadáver de Bin Laden, pero duda si las hará públicas

Por UNO

WASHINGTON (AP) — Fotografías secretas de la muerte de Osama Bin Laden muestran un disparo letal preciso sobre su ojo izquierdo, dijo un funcionario de Estados Unidos, mientras surgen nuevos detalles sobre el audaz ataque estadounidense en el que se obtuvieron documentos cruciales de Al Qaeda y el cadáver del líder terrorista.

El gobierno de Obama sopesa si debe divulgar las fotografías del cadáver de Bin Laden y el video de su rápido depósito en el océano. Varios funcionarios se mostraron reacios a alimentar el resentimiento islámico con la publicación de las imágenes del cadáver. Sin embargo, también estaban ansiosos de acabar con la creencia que de antemano se construye en Pakistán y en otros lugares de que Bin Laden de alguna manera sigue vivo.

Funcionarios estadounidenses dijeron que la evidencia fotográfica muestra que Bin Laden recibió un disparo arriba de su ojo izquierdo que despedazó parte de su cráneo. También recibió un disparo en el pecho, dijeron.

Bin Laden había vivido en el complejo fortificado durante seis años, según los funcionarios, ubicándolo lejos de la frontera paquistaní violenta y sin ley donde se suponía que estaba escondido.

Paciencia y persistencia — características atribuidas regularmente a Al Qaeda — fueron decisivas en la cacería estadounidense de una década para atrapar a Bin Laden, cuyo destino fue determinado en un ataque violento de 40 minutos y años de planeación.

De acuerdo con Estados Unidos, el equipo de asalto encontró discos duros, DVDs, documentos y otros equipos que podrían aportar información a la inteligencia de Estados Unidos sobre los detalles operativos de Al Qaeda y que puedan llevar a la cacería en contra de quien se presume es el segundo al mando de la red terrorista, Ayman al-Zawahri. La CIA ya está revisando el material.

Dejá tu comentario