Mundo

Dicen que así vivó sus últimos días. Se trata de un retrato muy diferente al de Washington, que lo publicitaba como un cerebro organizador de ataques terroristas que aún quería golpear a Estados Unidos.

El ejército paquistaní pintó un Bin Laden envejecido, hacinado y ya sin control sobre Al-Qaeda

Por UNO

ISLAMABAD (AP) — Las fuerzas armadas paquistaníes pintan un retrato muy diferente al de Washington sobre los últimos días de vida de Osama bin Laden: no el de un cerebro organizador de ataques terroristas que aún quería golpear a Estados Unidos, sino el de un terrorista envejecido, oculto en habitaciones austeras, escaso de dinero y con dificultades para conservar su control sobre al-Qaida.

Tres de las esposas de bin Laden estaban viviendo con él en el complejo y son interrogadas por las autoridades paquistaníes, quienes las detuvieron después de la redada del lunes, junto con 13 niños, ocho de ellos hijos de bin Laden.

Sus declaraciones podrían arrojar luz sobre la operación militar estadounidense que mató al líder de al-Qaida y revelar cómo fue capaz de evitar ser capturado durante casi 10 años.

Una de las esposas, identificada como Amal Ahmed Abdullfattah y nacida en Yemen, dijo a los interrogadores que estuvo en el escondite de bin Laden desde el 2006 y nunca salió de los pisos superiores del enorme pero escasamente amueblado edificio, señaló un funcionario de inteligencia de Pakistán, quien pidió se mantuviera en el anonimato su nombre para cumplir los lineamientos de su agencia.

El funcionario no indicó si bin Laden estuvo con ella todo ese tiempo, un período en el que el ejército paquistaní dice que se erosionaron su influencia en al-Qaida y su situación financiera.

Las disputas sobre dinero entre bin Laden y el segundo jefe de la organización terrorista, Ayman al-Zawahri, llevaron a la división del grupo en dos facciones hace cinco o seis años. La facción más grande era controlada por al-Zawahri, según dos oficiales militares paquistaníes de alto rango. Bin Laden estuvo "escaso de dinero" en sus últimos días, indicaron.

Los oficiales hablaron a un grupo pequeño de reporteros paquistaníes a última hora del jueves, y su información fue confirmada a la AP por otro oficial militar de alto rango, quien pidió no ser identificado dada la delicadeza del asunto. El oficial no proporcionó detalles ni dijo cómo se enteró su agencia sobre la situación financiera de bin Laden o sobre la separación de su subalterno inmediato.

La imagen delineada por Washington con base en información tomada del complejo de bin Laden fue mucho muy diferente. Los materiales confiscados revelaron que al-Qaida planeaba descarrilar un tren en Estados Unidos en el décimo aniversario del ataque del 11 de septiembre, señalaron funcionarios estadounidenses de combate al terrorismo.

Ellos creen que el plan, que al parecer fue formulado en febrero del 2010, estaba apenas en sus etapas iniciales, y no existe evidencia de inteligencia reciente sobre ningún complot activo para tal fin.

Dejá tu comentario