Mendoza Viernes, 31 de marzo de 2017

La fiscal viajera apelará ante la Corte nacional por el jury de Enjuiciamiento

Anabel Orozco afirma que sólo es un chivo expiatorio del Gobierno y del procurador de la Corte, Alejandro Gullé.

Anabel Orozco, conocida como la "fiscal viajera", descree de la imparcialidad de los miembros del Jury de Enjuiciamiento que la suspendieron y advirtió de que recurrirá a la Corte Suprema de Justicia de la Nación si fuera destituida de su cargo en la Fiscalía Correccional.

Es que la magistrada, cuestionada por justificar un viaje a Florianópolis (Brasil) con dos certificados médicos firmados por un traumatólogo, está convencida de ser un chivo expiatorio del procurador de la Corte, Alejandro Gullé, quien elevó la acusación al Jury por "desorden de conducta" .

Orozco fue apartada de la Segunda Fiscalía Correccional y empezará a cobrar la mitad del sueldo hasta que se defina su situación en un juicio oral.

La decisión fue unánime e implica que Orozco y Gullé tendrán 30 días hábiles para presentar pruebas y testigos. Una vez cumplido estos plazos, el presidente del Jury, Pedro Llorente, fijará entre los 10, y hasta 30 días posteriores, la fecha del inicio de las audiencias, donde todos los protagonistas serán escuchados. Es decir, en junio podría empezar el proceso.

A diferencia de otros encuentros, los miembros del Jury votaron por unanimidad y en menos de 30 minutos la determinación de juzgar a la fiscal, trayendo además la novedad de la contestación a la demanda que presentó Orozco el 16 de marzo.

En el escrito, de unas diez páginas, ella y su abogado defensor, Juan Manuel Bobillo, explican que venía sufriendo un cuadro de depresión importante desde 2008, acentuado por la muerte de su esposo en agosto del 2016, por lo que estaba recibiendo medicación psiquiátrica. Además, detalla que sufre cuadros de lumbalgia también desde años. Por otra parte, solicita que desistan de la acusación por considerar que está mal instrumentada, desde el momento en que no se "detalla qué es un desorden de conducta".

"Animosidad" contra ella

Pero, además, la suspendida magistrada está convencida de la animosidad de los miembros del Jury para con ella "porque claramente -dijo- voy a ser juzgada por una mayoría que, temerosa, responde al señor gobernador, que ha tomado como asunto personal la persecución de los magistrados", indica Orozco. Más adelante, agrega que "se ha llegado a pedirme el Jury porque el procurador de la Corte, como tantos otros, ha encontrado aquí la oportunidad de satisfacer a la opinión pública ávida de sanciones a funcionarios, sanciones que nunca llegan y dan lugar a utilizarme como chivo expiatorio". Y termina advirtiendo de que irá a la Corte de Justicia nacional porque no hay "garantías mínimas para que sea tratada con imparcialidad".

Logró apartar al senador radical Juan Carlos Jaliff

En el mismo escrito donde hace su descargo, la fiscal Orozco recusó al senador Juan Carlos Jaliff haciendo uso del derecho que le ofrece el artículo 165, inciso 4 de la Constitución mendocina. El senador fue remplazado por Marcelo Rubio, también radical. Si bien no ha sido explicada literalmente la causa de la recusación, es probable que tenga relación con la cantidad de críticas que lanzó Jaliff hacia la fiscal. Pero además, porque es un pieza clave del Gobierno para manejar políticamente los embates que podría sufrir el oficialismo frente a los miembros identificados con el peronismo.

"Sola, enferma, mujer, sin contactos políticos, ni favores o tratos que ofrecer, a cambio de la Justicia que merezco, en instituciones dominadas por los hombres que sacan el pecho por los medios pidiendo mi cabeza, claramente soy la persona indicada para sacrificar" (Anabel Orozco).

Detalles de su descargo

-El viaje

Fue contratado en junio del 2016 para el 14 al 18 de noviembre. Si bien ella no tenía días de licencia pendientes, estaba dispuesta a recibir los descuentos porque necesitaba viajar por su depresión.

-El certificado

En octubre, el psiquiatra le había dado licencia por su estado depresivo y ante la duda, le dijo que viajara. El 5 de noviembre sufre un cuadro de lumbalgia y recurre al traumatólogo Jorge Leiva. Este le emite dos certificados, de 10 días cada uno, pero ella no le comenta del viaje. El primer certificado lo presenta el 7 de noviembre y el segundo, cuando volvió de viaje.

Fueron "sólo una coincidencia casual, la fecha de los certificados y el viaje".

No volvió a trabajar porque no se sentía bien.

-La acusación

Dice que no corresponde porque los juicios por destitución se hacen por mal desempeño y por hechos inequívocos.

No se puede alegar "desorden de conducta" sólo por haber viajado teniendo licencia por enfermedad, porque no impedía hacer reposo.

Más noticias